Constitución de Montecristi cumple primer año de vigencia

Publicado el 2009/10/20 por WEB



Un año ha pasado desde que entró en vigencia la Constitución Política redactada en el cantón manabita de Montecristi. La Carta Magna fue aprobada mayoritariamente en el referendo de septiembre de 2008 y fue publicada en el Registro Oficial el 20 de octubre de ese mismo año.

El 78,13% de electores en el Azuay, con su voto, validaron el trabajo de los constituyentes, pese a las polémicas que, sobre supuestos textos adulterados, surgieron al final de la Asamblea.

Entre los ciudadanos hay un cierto desencanto. María Auxiliadora Lupercio, dedicada al comercio informal dice que aún espera la afiliación al Seguro Social que se ofreció para todas las mujeres. “Por eso voté a favor del gobierno y todavía no cumple”, dice la mujer.

Amable Sigúenza, de profesión taxista, lamenta que todas las promesas de cambio hayan quedado solo en ofertas de campaña. “Seguimos con corrupción, sin trabajo, con la vida cada vez más cara”, comenta.

Byron Castro, estudiante de derecho de la Universidad de Cuenca opina que fue un error vender la idea de que con una nueva Constitución mejorarían las cosas en el país. Cree que faltó debatir mejor la Carta Magna y muestra de ello dice es que se fijaron plazos para la aprobación de leyes y no pudieron cumplir.

A decir del ex asambleísta constituyente Rory Regalado (Sociedad Patriótica) la desilusión es entendible ya que no hubo un correcto proceso de socialización de los textos constitucionales.

Es culpa de una mayoría oficialista que no elaboró un cronograma de trabajo adecuado, dice Regalado, quien con su voto desaprobó el trabajo constituyente, así consta en los ejemplares de la Constitución. Considera que hay errores en la Carta Magna, pero cree que aún hay que esperar un tiempo antes de hablar de enmiendas.

Jorge Escala, ex constituyente y actual legislador del MPD considera que el gobierno debe invertir menos dinero en promocionar y en ensalzar su imagen, y más en publicitar los derechos constitucionales. A su parecer, los ecuatorianos no se han apropiado de la Constitución por falta de información.

El asambleísta reprocha que exista lentitud en la aprobación de leyes, pero recuerda que aquello no es un requisito para que se cumplan los derechos constitucionales. Dice que los movimientos sociales y populares no deben bajar la guardia y desde las calles pueden presionar a que la mayoría oficialista tramite las leyes pendientes.

El ex primer vicepresidente de la Asamblea Constituyente, César Rodríguez (PAIS) tiene otro criterio. Sostiene que la Constitución de Montecristi abrió un camino para un proceso de cambio real. Cree que el desafío ahora es operativizar y hacer práctica la Carta Magna a través de la aprobación del marco legislativo.

“El Ecuador ahora empieza a vivir las consecuencias de la aprobación de la Constitución y empieza a sentir las demandas y la necesidad de darle el soporte para que deje de ser un marco teórico y declarativo y se convierta en el marco rector de una nueva economía, de un nuevo sistema social y de una nueva generación del derecho constitucional que se ha creado a partir del 2008”, dice Rodríguez. (DMS)

La frase “La democracia en el Ecuador es participativa y ya no hay posibilidades de que se desestabilice por golpes de mano de los grupos de poder tradicionales. Hay una institucionalidad más fuerte”. César Rodríguez, asambleísta.

Cifra 78,13 por ciento obtuvo el SI a favor de la Constitución Política en el Azuay, mientras que el NO alcanzó tan solo el 15,69% de la votación.