Día Mundial del Saludo

Publicado el 2009/11/22 por Editorial



Leoncio Cordero Jaramillo

El crecimiento de las poblaciones crea entre sus habitantes un alejamiento cada vez más acentuado. En las ciudades pequeñas todos se conocen, saben de sus virtudes y defectos, de su vida y sus acciones, comparten sus penas y alegrías, sus triunfos y derrotas. En las grandes urbes el individuo que transita por la calle es un desconocido, no sabemos quienes se cruzan en nuestro camino, en los departamentos multifamiliares, se ignora quien vive a nuestro lado, se mantiene un ambiente de indiferencia y a veces de desconfianza; en cuantas ocasiones un ser humano es asaltado, golpeado o injuriado, mientras pasan por su lado, centenares de personas que ni siquiera se detienen por temor a complicarse. Este distanciamiento de las personas también se observa entre las naciones, diferencias políticas, religiosas, económicas, llevan a la rotura diplomática, al cierre de fronteras, a conflictos y a guerras innecesarias y funestas.

Estos antecedentes llevaron a dos universitarios de Boston, en 1973, Michael McCormack y a su hermano Brian, a buscar “una expresión global de paz, un día en que sea posible que todas las personas en el mundo contribuyan al proceso de crear la paz” y pensaron iniciar por algo tan sencillo como es un saludo. Michael y Brian, propusieron crear un día en el que las gentes se saluden, sin ser conocidos, el Día Mundial del Saludo.

Parte importante de esta celebración es saludar, en esa fecha, a tantas personas desconocidas como sea posible e incluso aprender a hacerlo en distintos idiomas, un día en el que todas las personas en el mundo contribuyan al proceso de crear la paz a través de un saludo.

En el primer año, 15 países expresaron su respaldo y aprobación para la celebración de este nuevo día festivo. Desde entonces, más de 70 destacadas figuras promotoras de la paz a nivel mundial han manifestado sentimientos de apoyo a este proyecto, entre las que se cuentan: 31 Premios Nobel de la Paz, altas personalidades como el Papa Juan Pablo II, la Madre Teresa de Calcuta, Dalai Lama, Luciano Pavarotti y muchos otras.

El 21 de noviembre se celebra esta “curiosa y desconocida efemérides” el Día Mundial del Saludo, con el que se pretende reforzar la comunicación interpersonal, las buenas relaciones con los demás, la paz, la alegría entre las personas; pero no solamente el 21 de noviembre, sino todos los días del año, mantengamos la costumbre de saludar a gente desconocida, al integramos a un grupo; al entrar en un almacén, en una oficina o en un taller; al encontrarnos en el trabajo, al cruzar por un grupo de personas, en las paradas de buses, en la cola de los bancos, en todas las circunstancias que nos sea posible. Hagamos del saludo un instrumento de paz, de cordialidad, de unidad de las personas y de los pueblos.