Explotación en el Yasuní

Publicado el 2010/02/10 por Editorial



Luis Ochoa Maldonado

En cuanto a la comisión encargada de gestionar recursos a nivel internacional, para mantener bajo tierra al petróleo, se ha generado un cisma en el grupo negociador, compuesto por personas cercanas al pensamiento ecológico, que han visto con preocupación las declaraciones del Primer Mandatario, respecto de que la reserva se mantiene pero con el aporte internacional, bajo las reglas del Ecuador y de su gobierno, que en última instancia es el que aporta mayormente al mantenimiento del ecosistema.

El problema requiere de un dialogo abierto entre las distintas posiciones, que necesariamente pueden estar en contradicción, pero siempre orientados al cumplimento del objetivo final que ahora es una expectativa a nivel mundial, mientras en los países pobres estamos preocupados, por mantener el ambiente, evitando seguir contaminándolo con desechos, que por cada 10 barriles de crudo de calidad pesada entre 14 y 15 grados API, que es el de ITT se dejaría con un corte de agua igual a 90 barriles.

Sea de quien la idea, la misma a captado profundamente en la atención de los pueblos indígenas y de la población en general, de mantener los recursos sin explotar, hasta cuando sea necesario como última instancia al decir del ejecutivo, para buscar el desarrollo, pero en la gente dadas las experiencias anteriores vividas con la explotación del petróleo en el país, que no se usó de manera equitativa para buscar el buen vivir la generalidad de las poblaciones apoyan decididamente la gestión de preservación del parque nacional Yasuní.

La situación es política y técnica, por lo tanto es menester que en este ámbito los políticos dirigidos por el gobierno nacional, deben adjuntarse a su estrategia, tomando en consideración que su dirección trasciende en la vida de todos los ecuatorianos y para los técnicos que conocen de la materia, evitar ser ingenuos en los términos de la negociación, por lo tanto como todo en la vida se requiere de mentes amplias y patriotas, con flexibilidad, visión a futuro y conocimiento politécnico.