La fundación de Cuenca

Publicado el 2010/04/12 por Editorial



Alejandro Izquierdo L.

La fundación de Cuenca vino precedida de hechos precursores: desde el nacimiento de San Francisco de Quito. Así en el año de 1535, apenas fundada la urbe quiteña, llegó a estas tierras su Alcalde Mayor Juan de Espinoza quien se desplaza desde Quito acompañado por un grupo de españoles a las tierras de los legendarios cañaris. El atractivo minero del río Santa bárbara o Bárbola y el atractivo agrícola para explotarla con la fuerza de trabajo indígena, fueron los incentivos básicos para los colonizadores españoles. En esta tierra que fue la Guapondelig cañari y la Tomebamba incásica, devastada por Atahuallpa, se funda un pueblo de españoles con el nombre de la ciudad castellana de los Hurtado, la vieja urbe o burgo medieval, Cuenca, cuna del célebre marqués de Santillana.

En 1535, comenzó a extenderse la fama del río Santa Bárbara o Santa Bárbola, que era un milenario depósito del mineral preciado. Llegan los españoles ávidos del oro a las minas del río Santa Bárbara y también las autoridades competentes para que ensaye el oro recogido y se cobren los ‘Quintos’ del Rey. Todo se hacía bajo un ordenamiento legal, con sujeción al Derecho Español vigente en las colonias españolas. La explotación del metal precioso en el contexto latinoamericano dio lugar a lo que Galeano llama “las venas abiertas de América latina”. El conocimiento sobre la fundación española de la ciudad de Cuenca en la jurisdicción de San Francisco de Quito está respaldado por una excelente información afincada en las fuentes documentales pertinentes tanto jurídicas como capitulares, que enriquecen la historiografía en torno a la presencia española en estas tierras, especialmente en cuanto a sus fundaciones.

Todas las disposiciones, responsabilidades y poderes condignos conferidos por el Virrey de Lima don Andrés Hurtado de Mendoza a Don Gil Ramírez Dávalos están respaldadas por documentos históricos. Se conoce minuciosamente lo ocurrido desde el 12 de abril de 1557 hasta el 26 de abril del mismo año. Los repartos de solares destinados a las diferentes funciones inherentes a la naciente urbe, los nombres de los vecinos que llegan a este acto y ceremonia fundacionales, el documento pertinente y la organización del Cabildo, entre otros. Al celebrar Cuenca el cuadrigentésimo quincuagésimo tercer aniversario de fundación española, y haberse convertido en ciudad “Patrimonio Cultural de la Humanidad” el 4 de diciembre de 1999 por el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO por su Cultura tangible e intangible, es una urbe pujante y en su vigoroso crecimiento ha suscitado las bondades y problemas que trae aparejado el progreso y desarrollo.


  • http://google joseph

    hola creo que sto esta vacan