Sembrar árboles es sembrar vida

Publicado el 2010/05/22 por AGN



La lucha contra el avanzado crecimiento de las áreas de cemento y la destrucción de los espacios verdes fue retomada por la ciudadanía.

Ayer, previo a la conmemoración que hoy reconoce la importancia de los árboles y lo necesario que son para el ecosistema; adultos, niños y jóvenes emprendieron diversas acciones para convocar a evitar la tala indiscriminada y promover la siembra de árboles y plantas.

La Fundación Verde Vida fue una de las organizaciones que informó y regaló plantas para que sean sembradas.

Uno de sus miembros, el biólogo Juan Pablo Martínez con ejemplos muy prácticos se dirigió a los transeúntes para validar aquello que va más allá de un cuidado.

“Es un acto de amor por nuestro planeta. En estos árboles en muy poco tiempo las aves y otros animales podrán hacer su hogar, de ellas se alimentarán y estas plantas además de hacer bello un lugar lo mantendrá limpio y oxigenado”, dijo, mientras jóvenes informaban en unas carpas instaladas en el Parque Calderón y hablaban sobre las características de las plantas que regalaban.

El objetivo de la campaña fue aportar a la calidad de vida de los habitantes de los centros urbanos, través de acciones inmediatas para la recuperación del medioambiente y el desarrollo de la conciencia ecológica.

Casa abierta

Estudiantes de escuelas también participaron en jornadas similares. Mientras en las aulas el tema de diálogo con los alumnos era en torno al Día del Arbol; otros grupos salieron para compartir la experiencia de sembrar.

Areas verdes en el local de la SENPLADES sirvieron para que los pequeños luego de exponer sus vivencias y conocimientos sobre los árboles iniciaran la siembra y se llevarán consigo otros árboles para sembrarlos en sus escuelas.

“La mejor forma de aprender es haciendo. Esta práctica quedará grabada en las alumnas que serán las mejores multiplicadoras a favor de la naturaleza”, manifestó Marlene Molina, maestra de la escuela Doce de Abril.

“Un árbol no solo es bonito, nos ayuda a oxigenar el ambiente. No debemos destruirlos y colgarnos en ellos”, comentó Cristina González alumna del quinto de básica B, mientras ayudaba a sus amigas a pasar las plantas que serían sembradas.

La casa abierta organizada por PROFORESTAL permitió la creación de un espacio para educar y compartir la experiencia de mantener un ecosistema saludable y cuidado.

Autoridades de Educación, Turismo y Medio Ambiente intervinieron en la ceremonia donde el titular de esa dependencia adscrita al Ministerio de Agricultura, Jorge Zaruma informó sobre las acciones que cumple este organismo en Azuay, Cañar y Morona Santiago donde, con el respaldo comunitario trabajan para cuidar los bosques como fuentes de bienes y servicios ambientales, así como sobre los programas de forestación y reforestación que ejecutan con plantas nativas y comerciales.

Acciones similares se desarrollaron de forma paralela en distintas regiones el país, teniendo como meta realizar una campaña para conseguir la siembra de 1.500.000 plantas a nivel nacional, entre el 21 de mayo y el 5 de junio.

“Sembrar árboles es sembrar vida”, dijo Jorge Zaruma quien dio a conocer en la región, con la ayuda de juntas parroquiales, organizaciones comunitarias y estudiantiles procederán a la siembra de 154.000 plantas de especies nativas y de valor comercial. (MLS)

Cifras

1.000 árboles nativos y de valor comercial serán sembrados en cada parroquia de la región Austral.

2.000 árboles por cada municipio, entregará la Unidad de Promoción y Desarrollo Forestal del Ecuador (PROFORESTAL).

1983 fue el año en el que comenzó al reforestación en la cuenca del Paute.

Zonas áridas

De acuerdo a informes de Proforestal 6 en la región existen zonas de urgente intervención debido a problemas de desertificación.

Entre ellas: Susudel, Oña, Nabón donde no procederá únicamente a la siembra de especies nativas, además otras de valor comercial que permitirán el mejoramiento y mantenimiento del suelo.

Especies como: Aliso, Quinua, Yagual, Arrayán, Bálsamo, Laurel, Nogal, Cedro, Caoba, Quishuar, Pinos, Teca, Balsa, Melina, Capulí, Guayacán serán sembradas dependiendo la zona, debido a que es importante determinar qué se debe sembrar, cómo sembrarlo y dónde proceder a esa actividad.

Datos

Suecia fue el primer país en celebrar el 29 de agosto de 1840 el Día del Arbol. Los Estados Unidos lo hicieron en 1872.

En el Ecuador esta celebración se inició con la creación del Servicio Forestal, la institucionalización del centro forestal Andrade Marín y la creación de las escuelas de Ingeniería Forestal y Ciencias Agrícolas (1975) de la Universidad de Loja.

En las culturas ancestrales el árbol era considerado algo sagrado, representaba la vida inagotable. Los bosques eran inmortales, al perpetuarse a través de los siglos.


  • http://xxxxxxxxxx Vicente

    SE IMAGINAN SI POR CADA ARBOL QUE TALAMOS, SEMBRERAMOS 2!.
    FELICITACIONES A TODOS LOS QUE TIENEN ESTAS IDEAS, Y SIGAN ADELANTE.