NUESTRA HABLA REGIONAL

Publicado el 2010/05/30 por Editorial



Leoncio Cordero Jaramillo

Con la llegada de los españoles a “tierras desconocidas” a las que más tarde se les denominó: América, se puso énfasis en la conquista, coloniaje e imposición de costumbres, religión e idioma; las lenguas nativas fueron sustituidas lentamente por el castellano, sin embargo, el quichua ha resistido esta dominación, a pesar de haber transcurrido 518 años desde que Colón descubrió América

El quichua es una familia de lenguas originaria de los Andes centrales que se extiende por la parte occidental de Sudamérica a través de varios países, como: Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador y Perú. Hasta mediados del siglo XX todavía había en la región, campesinos que no hablaban español, por lo que, recuerdo, en los primeros años de estudio de medicina, aprendíamos palabras básicas, para interrogar a nativos que no podían expresarse en castellano. Hoy, el quichua se habla solamente en ciertas reservas étnicas, pero muchos términos han quedado incluidos en el habla popular y en el idioma español.

Carlos Alvarez Pazos, profesor de “kichwa” del Departamento de Idiomas e investigación de la Universidad de Cuenca, nos ofrece con el Título de “Nuestra habla regional, el quíchua y el español en las palabras compuestas”, un interesante estudio que demuestra la influencia de este idioma sobre el castellano durante estos quinientos y mas años, del habla en Latinoamérica, concretamente en la región Austral, enriqueciéndola con un sinnúmero de vocablos de los que se han valido nuestros habitantes para expresar “nuevos seres, nuevos objetos, nuevas realidades”. Alvarez Pazos ha tenido, como acertadamente dice Felipe Aguilar, en el prólogo de la obra, “como preocupación de su magisterio y de sus investigaciones, las imbricaciones e interdependencias del español y el quichua” en el habla de los habitantes de esta región del país.

El profesor Alvarez Pazos estudia 140 bisílabos, formados por la combinación de palabras españolas y quichuas, con otras quichuas o españolas, que las clasifica de acuerdo a la composición gramatical de substantivos con substantivos, con verbos, con adjetivos, con participios y otras imbricaciones; trabajo paciente de años de investigación que han merecido, lo que no es común en nuestro medio, tres ediciones de sus trabajo y los mejores comentarios de personas entendidas en el idioma quichua y en estos temas. Felicitaciones al Profesor Alvarez Pazos y que pronto podamos conocer los resultados de sus nuevas investigaciones.