Rómulo Guerrero pionero de la cirugía estética del esqueleto facial

Publicado el 2010/09/19 por AGN



El nuevo boom de la cirugía plástica que permite a través de proporción y la armonía lograr la belleza de una persona, se realiza con éxito en el Ecuador. Es la cirugía estética del esqueleto facial, cuyo pionero de esta técnica es el doctor, Rómulo Guerrero.

En su consultorio del Centro Médico Meditrópoli de Quito, nos recibe muy amable el famoso cirujano plástico, Rómulo Guerrero, mientras sus pacientes le esperan, se da tiempo para dialogar con diario El Mercurio. Es un gran conversador, con muchos recuerdos y anécdotas sobre artistas y personajes importantes a quienes la magia de sus manos les ha permitido recobrar la armonía y la belleza en sus rostros. Explica en forma didáctica la nueva técnica de la cirugía estética del esqueleto facial, que es lo último en el mundo y el Ecuador está a la vanguardia en esta especialidad. Permite alterar la estructura de la cara hacerla más corta o más larga. Personalmente el doctor Guerrero ha creado una técnica para agrandar los ojos.

¿En el Ecuador son las mujeres o los hombres los clientes más frecuentes de los cirujanos plásticos?

-Hoy se opera todo el mundo. Los jóvenes se operan más, los hombres de la nariz, las chicas de liposucción, implantes de mama. Desde los cuarenta años las señoras de operan del abdomen. Los hombres también se operan de las patas de gallo. Rejuvenecimiento fácil. La cirugía plástica ha tenido un cambio muy importante. Hoy la técnica de la cirugía plástica ha progresado, ahora se puede dar proporción, antes eso era imposible.

¿Es estatus o moda hacerse un cambio físico?

-Es la supervivencia del más apto, es la Ley de Darwin, porque ahora la apariencia es muy importante para todo.

¿Mejora la autoestima?

-Sí, hay gente que no consigue trabajo porque tienen problemas estéticos muy serios. Hablo de pacientes por ejemplo con un labio leporino, que son discriminados. La apariencia es muy importante, tenemos casos de personas deformes que tenían problemas, psicológicos, de depresión, porque no se sienten aceptados por la sociedad o su familia.

¿Cómo está el nivel de la cirugía plástica en Ecuador y América Latina?

-El nivel de la cirugía plástica de América Latina es muy bueno, igual en el Ecuador. Pero no se puede decir que la mayoría de cirujanos aquí son muy buenos en su formación profesional, como en otros países es la generalidad. En el país hay muy buenos cirujanos plásticos, pero no todos. Lo peor es que hacen cirugía plástica sin ser un especialista, y no existe en el país una ley que prohíba esto.

¿Sus pacientes son jóvenes o adultos?

-La mayoría son jóvenes, tenemos un grupo de pacientes niños y adolescentes. Ahora se trata a los jóvenes de 15 a 25 años, son quienes descubren las desproporciones esqueléticas. Si alguien viene a operarse de la nariz, le hacemos un análisis de la proporción. Le corregimos la desproporción esquelética, que es lo último de la cirugía plástica. Porque la proporción es lo que le va a dar belleza. La belleza no es más que el resultado de la proporción y la armonía que tienen entre sí las diferentes partes de un todo, como es la cara, si los ojos son pequeños no se ve bien, si la cara es corta, igual. Uno de los últimos procedimientos en cirugía plástica es agrandar los ojos.

¿La cirugía del esqueleto facial es lo nuevo?

-La cirugía estética del esqueleto facial, es la recuperación de la proporción, es lo último y lo mejor de la cirugía plástica en el mundo. No hay ningún otro procedimiento en cirugía plástica que se le pueda hacer y en eso nosotros somos de lo mejor del mundo, igual que si se lo hiciera en Estados Unidos o en Europa.

¿El Ecuador entonces en esta cirugía está a la vanguardia?

-Estamos en primer nivel. Hemos modificado algunas técnicas precisamente para hacerles más grandes a los ojos, es una técnica personal, nuestra. Hemos modificado la cirugía para hacer las caras largas, las caras cortas, hicimos la modificación de los procedimientos del hueso. Hemos hecho muchas cosas muy buenas para el mundo de la cirugía plástica.

¿Es un investigador en su campo?

-Existen dos patentes médicas de ecuatorianos registradas en Estados Unidos. Una de un médico realizada en 1964 y la otra es mía. Tengo patentado en Estados Unidos un método quirúrgico que yo le inventé. Vendí la patente, recibí regalías por diez años y una compañía me compró recién los derechos para hacer el aparato, ha sido una experiencia muy interesante. Gente del tercer mundo haciendo algo nuevo.

Usted hizo una operación difícil a un niño en Paraguay. ¿Cómo fue ese caso que difundieron los medios de comunicación?

-Yo fui presidente de la Federación de Cirujanos Plásticos de América Latina, en mayo del 2009 hice una campaña de solidaridad y los cirujanos plásticos del continente operaban gratis a un niño. Estuve en Paraguay por este niño que nació cerrado la boca completamente y los cirujanos plásticos paraguayos no podían operar. Aproveché el programa y le realicé la cirugía. He operado a muchos niños, en Perú operé a cinco pacientes con enfermedades congénitas. La campaña llegó al estrato social más pobre de la población.

Ha operado a artistas, reinas de belleza. ¿Cómo son los pacientes famosos?

-Hemos operado en México a mucha gente, artistas de cine y telenovelas. Con muchos de ellos se firman convenios de confidencialidad para no hablar del tema.

¿Cuál es el promedio de operaciones que tiene?

-Por día unas dos cirugías, cuando voy a Cuenca opero entre seis y siete cirugías por día. A Cuenca voy cada dos meses y me quedo una semana, diez días. Sin embargo tenemos muchos pacientes que vienen del extranjero a operarse, desde Centroamérica, de Venezuela, Colombia, Perú.

¿En qué países ha operado?

-En Argentina, México Cuba, Colombia, Perú, Chile, en todo Centroamérica y otros.

¿Entre sus pacientes están los emigrantes que vienen al país?

-Sí, he operado mucho a migrantes, porque ellos saben cuánto cuesta la cirugía plástica en Europa o Estados Unidos, que son muy elevados. Además, ellos han logrado cierto bienestar económico y la cirugía es una opción para sentirse mejor, cambiando la apariencia.

Hay todavía mitos sobre la cirugía plástica, que produce cáncer, que afecta a la fertilidad. ¿Qué hay de verdad?

-Creo que hay falta de información. Por ejemplo los implantes de mama no tiene nada que ver con el cáncer, la persona que tendrá cáncer lo va a tener con o sin implantes. Tampoco tiene nada que ver con la fertilidad, lo que se recomienda luego de los implantes, es que la lactancia no sea por largo tiempo.

La colombiana, María Fernanda Núñez, aspirante al reinado nacional en Cartagena, fue atacada con ácido. ¿Es verdad que le consultó a usted?

-Yo conocí el caso, por Claudia Palacios, presentadora de CNN, que en noviembre del año pasado me invitó a tratar el caso de la cantante Alejandra Guzmán, de México, que le operó un médico que no era especialista y le infiltraron un material extraño en los glúteos. Pero eso no hacen los cirujanos plásticos. Entonces me llamó la señora, Claudia Palacios, para preguntarme cómo se le puede ayudar a la joven colombiana. Luego me llamó la chica y me contó lo que había pasado, ella desconoce al tipo que desde una moto le arrojó acido muriático.

¿No tuvo consecuencias?

-Todos pensamos que era ácido sulfúrico, que hubiese tenido consecuencias graves, pero había sido ácido muriático que no es tan fuerte, ella se lavó la cara y se produjo una quemadura de primer grado. Le aconsejé lo que debía hacer, porque estaba muy angustiada. Le dije que no iba a pasar nada, porque era ácido muriático que no es tan fuerte, en realidad no tuvo mayores consecuencias.

¿Le han dicho que tiene un acento entre cuencano y mexicano?

-Sí, de los dos. Me encanta Cuenca es una ciudad muy bonita, tranquila, apacible, llena de color, muy verde. Todavía vive mi madre, allá toda la gente está preocupada por estudiar, es la ciudad que más instituciones de cultura tiene.

¿Quiere mucho a México?

-Sí, porque mi esposa y mis hijas son mexicanas, tengo familia allá cuñados, suegra y muy buenos amigos de tantos años. (ALA)

* Perfil: Rómulo Guerrero Médico Cirujano, graduado en la Universidad de Cuenca. Post-Grado de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en la UNAM Universidad Nacional Autónoma de México (Hospital Manuel Gea González, México). Profesor de Cirugía Craneofacial del Postgrado de Cirugía Plástica del Hospital Central Militar de México. Conferencista y Profesor invitado en múltiples Congresos Internacionales de América Latina, Europa, EEUU y Asia. Profesor Visitante de la Universidad “Juan N Corpas” Bogotá.


  • Evelyn Moreno

    Felicitaciones al Doctor Romulo Guerrero, en realidad lo admiro mucho…es un exelente profecional………..