Alertan por consumo de sustancias nocivas

Publicado el 2011/03/12 por ACR



Una investigación sobre las consecuencias del consumo de sustancias nocivas para la salud fue expuesta ayer en la Universidad Panamericana de Cuenca, mediante un trabajo conjunto dirigido por la docente Ingrid Mogrovejo; los alumnos de cuarto año de la materia Derecho del Consumidor; y, expertos en la materia.

Víctor Vintimilla, sicólogo clínico y psicoterapeuta, recordó que hoy existe un grave y serio inconveniente, hay personas que piensan que el consumo de cerveza es inofensivo, no se dan cuenta que esta bebida “es el desencadenante de algo más fuerte”.

Señaló que -incluso- adicta es una persona que ingiere sustancias nocivas (cigarrillo, alcohol, marihuana y más) una vez al mes. Qué se debe hacer cuando observamos esta conducta en algunas personas, este experto es tajante: “denunciarlo, pero no a las autoridades, sino a sus familiares o amigos cercanos, para actuar de inmediato, sin dilatorias”.

Explicó que mantener a esa persona 90 días sin el consumo de estos productos es la primera parte del proceso denominado rehabilitación. Se lamentó de que en ciertos hogares exista mucha permisividad en cuanto a este tema, fundamentalmente respecto al tabaco y alcohol “drogas socialmente aceptadas y permitidas”, por eso la sociedad también es permisiva.

Por ello es fundamental labores de prevención, “empezar desde el hogar con actitudes de autocontrol”.

Ingrid Mogrovejo, promotora de este debate, que contó con la participación de jóvenes hombres y mujeres, que interactuaron con preguntas y reflexiones, explicó la importancia de tratar esta temática en el precisamente en este mes dedicado a los “Derechos del Consumidor”.

Síndrome de abstinencia

La estudiante Belén Cabrera también participó en este diálogo, en el que se puso en evidencia la complejidad de la abstinencia, es decir, no es simplemente “tapar” la botella o dejar de fumar, sino implica un serio síndrome de abstinencia, que conlleva irritabilidad, dolor de cabeza, sensación de desesperación, entre otros problemas que deben ser comprendidos por la familia.

Se mencionó la dificultad que enfrenta el fumador pasivo, aquella persona que involuntariamente aspira humo de tabaco por permanecer en ambientes de fumadores y que, lamentablemente, están expuestos a la mayoría de las enfermedades del fumador activo, incluso con una incidencia más alta que del fumador. Entre otras, a corto plazo sufren irritación ocular, tos, sensación de incomodidad, alteración de reacción, malestar general, etcétera. (ACR)

ENTRECOMILLAS

Ana Karina Vázquez

“El alcohol es un problema grave porque ahora se presenta en personas de temprana edad, algunos adolescentes piensan que el alcohol, como les lleva de un estado de ánimo a otro, se sienten liberados de esa manera. Pero, el problema está cuando la persona ya no puede dejar de consumir”.

Fernando Amoroso

“Mucha gente no conoce bien los problemas que se pueden ocasionar; piensan que la adicción es el hecho de fumar o tomar a diario así porque sí, pero las cosas no son así, un experto dijo: adicción es cuando llegan a sentir la necesidad de tomar o fumar de modo permanente”.

María José Ramírez

“También quienes no toman ni fuman tienen muchos problemas, debido a que son aislados de su grupo, ese es uno de los mayores males: la presión social. No se debe caer en eso principalmente por la salud, hay muchas consecuencias, y los problemas familiares, estudiantiles y laborales”.