Actividades por el Día del Autismo

Publicado el 2011/04/02 por ACR



“Al inicio lo tomé con calma porque, de pronto, pensé que no iba a ser algo fuera de lo común; pero, después según él fue cambiando para mí si fue duro acoplarme…”, declaró Lorena Álvarez, 36 años de edad, madre de Jhonatan, de seis años.

Cuando su hijo tuvo dos años y medio de edad le diagnosticaron Autismo. Ella y su esposo, primero confiaron en Dios que él les daría fuerza para seguir adelante y tratar esta situación con calma y amor, así lo hicieron. Buscaron un lugar donde les puedan ayudar en la formación de su hijo.

Esta pareja de esposos, que también tiene dos hijas (de 15 y 13 años de edad) que no son autistas, acudieron a la Fundación Proautismo del Azuay, ubicada en Cuenca, en la Av. Galápagos 1-100 entre Av. Loja y calle Pastaza, sector El Batán. Su hijo se forma ahí desde que tiene tres años de edad.

Según esta joven madre, en dicha organización “nos ayudaron con mi hijo, él ha salido adelante; aunque su nivel de autismo no es severo, pero antes no hablaba ahora está bien, ya colabora, hace siete meses comenzó a hablar”, contó orgullosa de su hijo, un niño de ojos claros y divinos.

El autismo es un síndrome que se puede presentar desde el nacimiento o que se inicia casi invariablemente durante los primeros 30 meses de la vida, según la Organización Mundial de la Salud, OMS. Es un trastorno neurológico que afecta la comunicación y el lenguaje, lo que a su vez genera conductas aisladas y estereotipadas, detalla el sitio web: nuevaprensa.com.ev

El cuencano Juan Carlos Hurtado, 28 años, Licenciado en Terapia de Lenguaje por la Universidad de Cuenca, recordó que existen métodos muy recomendables para trabajar con personas autistas, según la individualidad de cada uno. Recordó que estar cerca de un niño o niña autista es profundamente cálido porque son personas sensibles y cálidas.

Sistemas de comunicación

Entre los sistemas que destacó Juan Carlos está el Teacchi 1-2, que sirve para procesar mejor la información visual que la auditiva, mediante formas de clasificación para enseñar conceptos y otros aspectos.

Además, el Sistema de Comunicación con Intercambio de Imágenes, conocido como PECS. Se basa en el intercambio de tarjetas, cada una con símbolos que pueden ser imágenes, palabras y más formas; este método es interactivo.

En la Fundación Proautismo trabajan con algunos sistemas, entre ellos el PECS. Los instructores, como Alexandra Serrano, realizan este programa. El objetivo es que mediante el intercambio de símbolos los niños y niñas autistas puedan iniciar una petición, expresarse o dar respuesta a varios aspectos de su interés.

El PECS es un sistema que no necesita materiales complejos o de una capacitación altamente técnica y no utiliza un equipo costoso, pruebas exhaustivas ni capacitación costosa de los padres y madres o del profesorado.

Se puede usar en el hogar, salón de clases…precisa el sitio www.comunidad-autista-org/PECS-FASES.doc

La directora de la Fundación Proautismo del Azuay, Magdalena Martínez, sicóloga clínica, informó que esta institución, que ya tiene ocho años de existencia en Cuenca, fue fundada por cuatro padres de familia que necesitaban la atención para sus hijos autistas. Ahora la integran 10 padres “que son quienes trabajan y nos apoyan para poder sobrevivir”, destacó. (ACR)

DATO

En la Fundación Proautismo del Azuay los niños y niñas permanecen de 08h30 a 13h00, todos los días; reciben diferentes terapias, no solo del lenguaje. Tienen el proyecto de abrir hasta las 16h00.

Mejorar las condiciones

Hoy se conmemora el “Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo” a fin de poner de relieve la necesidad de ayudar a mejorar las condiciones de vida de los niños, niñas y adultos que presentan autismo. Este día fue declarado así por unanimidad por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Existe la Organización Mundial del Autismo, OMA, desde 1998, para “mejorar la calidad de vida de las personas autistas y de sus familias en todas las partes del mundo”. Entre otras ideas, lo que buscan es sensibilizar a profesionales en los sectores de la salud y de la educación en relación con las necesidades específicas de las personas autistas; promocionar el interés por trabajar con ellos; además, acciones de educación profesional inicial y continuada, etcétera.


  • Juan roldan

    Cuenca, necesita saber mas del autismo y sobre todo apoyo economico del gobierno ,vamos a luchar contra este sindrome ,y apoyar a los padres,,,vamos padres