Nuevas tarifas eléctricas no afectarán al sector comercial

Publicado el 2011/06/07 por AGN



QUITO.- Las tarifas de energía eléctrica se mantendrán sin cambios para el 97,5% de los usuarios del sector comercial, pues el nuevo esquema tarifario se aplicará únicamente para 78.000 clientes que utilizan sobre los 500 kilovatios mes.

Según explicó ayer el ministro de Electricidad, Esteban Albornoz, este esquema pretende mejorar la eficiencia en el consumo de la energía eléctrica en los hogares, cuya capacidad económica les permite no recibir subsidio.

Según Albornoz, el CONELEC elabora un esquema tarifario que se aplicará desde julio. Consiste en un incremento gradual para apenas el 2,43% de los usuarios residenciales a nivel nacional que consumen el 18% de la energía, y que en la actualidad pagan alrededor de 56 dólares por mes o más. Al resto no se incrementará ni un centavo en sus planillas.

Los abonados residenciales del país son 3’400.000. Tampoco se incrementarán las tarifas al sector comercial e industrial.

Este esquema tarifario se basa en los siguientes criterios: Los que más consumen más pagan. Se mantendrá la tarifa actual al 97,57% de usuarios residenciales. Es decir, mantener la aplicación del subsidio tarifa dignidad, a 2,1 millones de consumidores, que es el 65% del sector residencial.

Mantener la tarifa actual para los usuarios con consumos de energía comprendidos entre los límites de tarifa dignidad hasta los 500 kWh-mes a nivel nacional, equivalente al 32,57% de este sector.

Otro criterio es el incremento gradual del valor de la tarifa para los usuarios cuyos consumos se ubican por sobre el límite establecido de 500kwh-mes.

Además de unificar los valores de los cargos tarifarios a nivel nacional, lo que significaría, que en la planilla mensual sea similar en cualquier parte del territorio nacional. (ALA)

PLANTEAN EL RETIRO PROGRESIVO DE SUBSIDIO A COMBUSTIBLES

Los empresarios sugieren retirar progresivamente el subsidio a los combustibles, como mejor opción que incrementar el costo de los cigarrillos y alcohol. El presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, Eduardo Peña, citó que no es el momento adecuado para poner más impuestos. El objetivo del Gobierno es recaudar 400 millones de dólares y para lograrlo se propone un impuesto ambiental para los autos de lujo.

Peña asegura que este no es el mejor momento para afectar a las diferentes industrias que serán aludidas con el nuevo escenario.

Indica que el ingreso de recursos al Estado puede tener otra vertiente y en este marco sugiere como una alternativa retirar de una manera progresiva los subsidios al combustible.

Propuso diferenciar la utilización del consumo de energía en la región Sierra y la Costa. Esto por el anuncio del Régimen de quitar el subsidio del consumo de electricidad, al 2,4% de la población con más ingresos.

“Podría hacerse es devolverse el bono el subsidio dar una compensación para el cilindro del gas por ejemplo”, manifestó Peña, en relación con el gas doméstico que también tiene un subsidio que debería ser realizado.

Aseguró que el uso del dinero sea más eficiente y por eso pidió que se revise el gasto fiscal. (CHR)