INGRESOS ORDINARIOS: INTERESES, REGALÍAS Y DIVIDENDOS

Publicado el 2011/08/01 por AGN



AUDICONT Cia. Ltda. AUDITORES – CONSULTORES EMPRESARIALES [email protected] Telf. Cel: 085198533

Fuente: Normas Internacionales de Contabilidad.

NORMAS INTERNACIONALES DE CONTABILIDAD- NIC 18

INGRESOS ORDINARIOS: INTERESES, REGALÍAS Y DIVIDENDOS

Los ingresos ordinarios derivados del uso, por parte de terceros, de activos de la empresa que producen intereses, regalías y dividendos deben ser reconocidos de acuerdo con lo que se establece a continuación: 1. Que sea probable que la empresa reciba los beneficios económicos asociados con la tran¬sacción; y 2. Que el importe de los ingresos ordinarios pueda ser valorado de forma certera.

Los ingresos ordinarios deben reconocerse de acuerdo con las siguientes bases:

Los intereses deben reconocerse sobre la base de la proporción del tiempo transcurrido, teniendo en cuenta el rendimiento efectivo del activo;

Las regalías deben ser reconocidas utilizando la hipótesis contable del devengado, de acuerdo con el fondo económico del acuerdo en que se basa; y

Los dividendos deben reconocerse cuando se establezca el derecho a recibirlos por parte del accionista.

El rendimiento efectivo de un activo es el tipo de interés que iguala la corriente descontada de cobros futuros, esperados a lo largo de la vida del mismo, con el importe inicial en libros del activo. Los ingresos ordinarios por intereses incluyen la imputación en el tiempo de cualquier tipo de descuento, primas u otras diferencias entre el importe inicial en libros del título de deuda y el importe que se obtendrá a su vencimiento.

Cuando se cobran los intereses de una determinada inversión, y parte de los mismos se han devengado con anterioridad a su adquisición, se procederá a distribuir el interés total entre los periodos de antes y después de la adquisición, procediendo a reconocer como ingresos ordinarios sólo los que corresponden al ejercicio posterior a la adquisición. Cuando los di¬videndos de las acciones procedan de ganancias netas obtenidas antes de la adquisición de los títulos, tales dividendos se deducirán del costo de las mismas.

Las regalías se consideran devengadas en función de los términos del acuerdo en que se basan y son reconocidas como tales con este criterio, a menos que, considerando el fondo económico de dicho acuerdo, sea más apropiado reconocer los ingresos ordinarios derivados utilizando otro criterio más sistemático y racional.

Los ingresos ordinarios se reconocen sólo cuando sea probable que la empresa obtenga los beneficios asociados con la transacción. No obstante, cuando surge algún tipo de incertidumbre acerca de los importes ya incluidos como ingresos ordinarios, la cuantía incobrable, o el importe respecto del cual ha dejado de ser probable el cobro, se reconocen como gastos, en lugar de ajustar los importes originalmente reconocidos como ingresos ordinarios.

INFORMACIÓN A REVELAR

La empresa debe revelar la siguiente información en sus estados financieros: 1) Las políticas contables adoptadas para el reconocimiento de los ingresos ordinarios, incluyendo los métodos utilizados para determinar el porcentaje de realización de las operaciones de prestación de servicios; 2) La cuantía de cada categoría significativa de ingresos ordinarios, reconocida durante el ejercicio, con indicación expresa de los ingresos ordinarios procedentes de lo siguiente: - Venta de bienes, prestación de servicios, intereses, regalías, dividendos; y 3) Por el importe de los ingresos ordinarios producidos por intercambios de bienes o servicios incluidos en cada una de las categorías anteriores de ingresos ordinarios.

JOSÉ SOLANO CORREA AUDITOR EXTERNO