El Contrato Individual de Trabajo (I)

Publicado el 2011/09/05 por AGN



CENSERVI S.A.: Asesoría Legal Integral Información Legal No. 958

El Contrato Individual de Trabajo (I) Eugenio Fernández Vintimilla Es necesario diferenciar el contrato de trabajo de otros tipos de contratos, como los de prestación de servicios profesionales, los de servicios técnicos especializados, los mercantiles, los civiles, etc., estableciendo cuáles son sus elementos esenciales. En la deficiente definición del Art. 8 del Código del Trabajo se dice: Contrato Individual de Trabajo es el convenio en virtud del cual una persona se compromete para con otra u otras a prestar sus servicios lícitos y personales, bajo su dependencia, por una remuneración fijada por el convenio, la Ley, el contrato colectivo o la costumbre. 1. Elementos Esenciales En la definición de nuestra legislación laboral se puede encontrar los siguientes elementos esenciales que identifican al contrato individual de trabajo: a) Acuerdo de voluntades entre empleador y trabajador. El empleador puede ser una persona natural, una persona jurídica o una sociedad de hecho. El trabajador, un empleado u obrero. Este acuerdo de voluntades se expresa en un contrato verbal, escrito o tácito, aclarando que el contrato escrito beneficia a los intereses del empleador y del trabajador, sencillamente porque los asuntos esenciales de la contratación, como el monto de la remuneración, el tiempo de duración, etc., se establecen en una constancia expresa que se registra ante Autoridad competente. b) Prestación de servicios lícitos y personales: Actividades no prohibidas por la ley y trabajo directo, personal, del trabajador contratado. c) Trabajo bajo dependencia: El trabajador se somete a las órdenes e instrucciones del empleador en lo relacionado con el lugar de trabajo, horario de actividades, forma de efectuar las labores, etc. La subordinación, de acuerdo a los tratadistas de la materia, puede ser económica, técnica o jurídica. d) Pago de una remuneración: Nuestra legislación prohíbe los trabajos gratuitos. El establecimiento del monto de la remuneración es muy importante, no solamente como elemento de identificación del contrato de trabajo, sino como medida preventiva de un conflicto laboral cuando no se han observado los salarios sectoriales fijados por las correspondientes comisiones, los salarios básicos unificados señalados por el Ministerio de Relaciones Laborales o simplemente no se han respetado los salarios determinados en el contrato colectivo del trabajo, si éste tiene vigencia en la empresa; o el acuerdo de las partes no respeta los montos mínimos de remuneraciones, especificados en una u otra forma por la Ley. Cuando todos los elementos del contrato de trabajo que se han enumerado, son plenamente identificados y no pueden confundirse con un contrato de prestación de servicios profesionales, con un contrato de carácter mercantil, etc., tenemos que pensar en la necesidad de que el contrato individual de trabajo sea totalmente claro para los contratantes (empleador y trabajador), cumpliendo adicionalmente con las solemnidades y formalidades puntualizadas en las leyes. efernandez@censervi.com