Estructura de la jornada de trabajo

Publicado el 2011/12/19 por AGN



CENSERVI S.A.: Asesoría Legal Integral Información Legal No. 973

Estructura de la jornada de trabajo

Eugenio Fernández Vintimilla

1.- Normas generales: En el Título I, Capítulo V, Párrafos 1, 2 y 3, y a partir del Art. 47 del Código del Trabajo, se trata sobre la duración máxima de la jornada de trabajo, de los descansos obligatorios y de las vacaciones. Además de las disposiciones contempladas en esta sección del Código Laboral en vigencia, existen otras normas jurídicas relacionadas con el tiempo de duración de las actividades laborales, normas que serán analizadas someramente dentro de este mismo estudio. El inciso primero del Artículo 47 reformado del Código del Trabajo (D. 43 R.O. 249: 11-VIII-80) dice:

De la jornada máxima: La jornada máxima de trabajo será de ocho horas diarias, de manera que no exceda de cuarenta horas semanales, salvo disposición de la Ley en contrario. En octubre del 2010 se promulga la Ley Orgánica del Servicio Público, LOSEP (R. O. Nº 294-Segundo Suplemento, de 06-X-2010), cuyo Art. 25 contempla dos modalidades de jornadas legales de trabajo para las instituciones y organismos del servicio público:

a) Jornada Ordinaria: Es aquella que se cumple por ocho horas diarias efectivas y continuas, de lunes a viernes y durante los cinco días de cada semana, con cuarenta horas semanales, con períodos de descanso desde treinta minutos hasta dos horas diarias para el almuerzo, que no estarán incluidos en la jornada de trabajo; y,

b) Jornada Especial: Es aquella que por la misión que cumple la institución o sus servidores, no puede sujetarse a la jornada única y requiere de jornadas, horarios o turnos especiales; debiendo ser fijada para cada caso, observando el principio de continuidad, equidad y optimización del servicio, acorde a la norma que para el efecto emita el Ministerio de Relaciones Laborales.

Por su parte, el artículo 114 de la LOSEP faculta a las servidoras y servidores públicos a laborar hasta un máximo de sesenta horas extraordinarias y sesenta suplementarias al mes, cuando las necesidades institucionales lo requieran, y existan las disponibilidades presupuestarias correspondientes.

Se considerarán horas suplementarias a aquellas en que el servidor labore justificadamente fuera de su jornada legal de trabajo, hasta por cuatro horas posteriores a la misma, hasta por un total máximo de sesenta horas al mes (inciso 4).

Se considerarán horas extraordinarias a aquellas en que el servidor labore justificadamente fuera de su jornada legal de trabajo, a partir de las 24h00 hasta las 06h00 durante los días hábiles; y, durante los días feriados y de descanso obligatorio; hasta por un total máximo de sesenta horas al mes (inciso 5).