57 estaciones monitorean la cuenca del río Paute

Publicado el 2012/08/13 por AGN



La Red Hidrometeorológica Unificada para la cuenca del Paute provee información para una serie de instituciones, sobre temas relacionados con abastecimiento de agua potable, control de inundaciones, lanzamiento de alertas y generación hidroeléctrica, sostiene Juan Pablo Martínez, subgerente Ambiental de la Empresa Pública Municipal de Telecomunicaciones, Alcantarillado y Agua Potable (ETAPA EP), responsable de su manejo. Con sus cerca de 45 estaciones distribuidas en las partes altas de las cuencas del río Tomebamba, Machángara, Tarqui, Yanuncay, Burgay y Santa Bárbara, esta es una de las redes más completas y unificadas del país. Además, se prevé asumir el manejo de las estaciones del Instituto Nacional de Hidrometeorología, a las que se integrarán las 12 existentes del Parque Nacional Cajas, con lo cual, el crecimiento proyectado para este año sumará 57 estaciones. A esta red se sumarán las dos estaciones y un radar que ETAPA EP implementará a la altura de El Cajas, con apoyo de la cooperación internacional alemana, con lo cual, además de toda la información hidrometeorológica, se contará con datos climáticos.

Mediciones

Esta red mide dos elementos: lluvia y caudal de los ríos. Lo uno es consecuencia de lo otro, lo cual permite prever agua potable para Cuenca. Mediciones que son monitoreadas hasta caudales de estiaje, cuando se pueden lanzar alertas y evitar desabastecimiento de agua para la ciudadanía. Conocer la disponibilidad de agua cruda para la potablización, es el primer objetivo; otro es proveer información a Hidropaute y Elecaustro para la generación eléctrica. Con los datos diarios y reportes permanentes, se puede además elaborar anuarios hidrometeorológicos, los que a su vez posibilitan contar con información histórica sobre el comportamiento de ríos, crecidas e inundaciones, para futuras proyecciones en temas de riesgos, en los que se incluirán datos de alarmas para deslizamientos. Por ejemplo, cuando se tienen sobre los 30 milímetros de lluvia, es casi seguro que habrá inundaciones y por ende deslizamientos, como los que se dieron durante las últimas precipitaciones de junio. Otro ejemplo, si en la cuenca media del río Yanuncay, en Pucán, se registran crecientes de 170 centímetros de altura, es muy probable que hayan problemas en la ciudad y se pueden disparar las alertas para evacuaciones, porque la creciente tardará dos horas en llegar al centro. (JAE)

Llegada de El Niño tiene 80% de probabilidades

Lenín Álvarez, encargado de la operación y mantenimiento de la Red Hidrometeorológica y del procesamiento de la información, sostiene que este sistema tiene diversos tipos de estaciones, entre estas, pluviómetros, encargados de medir las precipitaciones lluviosas, ubicados en las partes altas de la cuenca y subcuencas. Los limnígrafos y otros pluviómetros, generan datos sobre el paso de la creciente y la lluvia en la cuenca media y a la salida de las cuencas, que registran el caudal que generó toda la cuenca. A estas se suman dos estaciones meteorológicas en los páramos de la cuenca del río Machángara y Yanuncay, que medirán las precipitaciones sobre los 3.600 metros sobre el nivel del mar. Las lluvias para esta ciudad son difíciles de predecir, porque tienen influencia del océano Pacífico y de la Amazonía, aseguró Juan Pablo Martínez. Sin embargo, la llegada del fenómeno de El Niño, que traerá lluvias para la región, tiene probabilidades del 80 por ciento, según las predicciones climáticas; así como se prevé para esta semana la ausencia de lluvias. No hay probabilidades de desabastecimiento de agua potable para Cuenca, por las grandes reservas que mantiene ETAPA EP en plantas como Sústag y otras. (JAE)