Desacuerdo por horarios al inicio de clases

Publicado el 2012/09/04 por JBS



Los disgustos de los padres de familia de tres planteles educativos empañaron la inauguración del inicio del periodo escolar. Protestaron porque estaban en contra de que los niños estudien por la tarde, una vez que las escuelas matutinas se unieron con colegios vespertinos, creando unidades educativas y dividiendo a todos los paralelos en doble jornada. En la unidad educativa formada por la escuela Hernán Cordero – colegio Ecuador los ánimos se caldearon después del programa de inauguración y una vez que las autoridades del centro dieron a conocer el distributivo de paralelos, de primaria y secundaria, entre la mañana y tarde. En medio del coliseo se agolparon todos. Advertían con tomarse la institución. El funcionario de la Coordinación Zonal 6 de Educación, José Román, y la rectora, Zaida Farfán, quedaron en mitad de los padres de familia que reclamaban el cambio de horario. La inconformidad fue tal que imposibilitaron la salida de Farfán. La rodearon y se produjeron forcejeos. Dos profesores llegaron a resguardarla para evitar más incidentes. Román, ante al problemática generada, conversó con los padres de familia y llegaron a un acuerdo: mantener durante este año los mismos horarios del año pasado, de primero a séptimo de básica por la mañana, y de octavo de básica a tercero de bachillerato por la tarde. Las clases se reanudarán mañana. Una manifestación similar se produjo en la Unidad Educativa Zoila Esperanza Palacio (unión entre escuela España y colegio Israel) e impidió inaugurar el año lectivo. Madres de familia llegaron con pancartas que emitían su rechazo al cambio. La vicerrectora, Graciela Mejía, para calmar a los inconformes padres receptó las justificaciones de la oposición a los horarios. Los representantes de los estudiantes no se movían de la entidad, pese a que las clases en los niveles que no tenían inconvenientes, se desarrollaban con normalidad. El director de Educación del Azuay, Alejandro Quilambaqui, llegó al plantel y luego de una reunión con los directivos acordó que el horario de la unidad educativa no cambie, pero en este año seguirán con los horarios anteriores. “Esto no afecta a la creación de la unidad educativa. Se tendrá que trabajar de forma mancomunada”, sostuvo. Las labores educativas reiniciarán el jueves. Los docentes necesitan hacer nuevas modificaciones y distributivos. En la mañana, la Unidad Educativa Miguel A. Estrella (unión con el Febres Cordero) cumplió con normalidad la inauguración de clases, con la presencia de estudiantes de básica inferior y básica superior; sin embargo, por la tarde un grupo de padres de los niños de primaria presentaron sus quejas al oponerse a que sus hijos estudien en horario vespertino. Funcionarios de la Dirección de Educación se reunieron con ellos. Determinaron que la doble jornada siga, pero se reubicará a los alumnos que viven en parroquias lejanas a establecimientos cercanos a su domicilios y a los hermanos en un mismo horario, informó Claudio Vásquez, vicerrector. La Coordinación Zonal de Educación 6 este año dispuso la unificación en unidades educativas a unas 30 escuelas y colegios. Las contrariedades no se reportaron en otros planteles. El objetivo de la unificación es garantizar la continuidad del servicio educativo y evitar complicaciones al conseguir cupos para octavos de básica. María Eugenia Verdugo, titular de la institución, días atrás, informó que también se trata de reorganizar el espacio físico al ofertar los servicios en la mañana y tarde y lograr se comparta laboratorios y otros implementos educativos. “Propiciamos que la comunidad educativa elabore estrategias para que los padres de familia visibilicen el desarrollo de tarea educativa”, dijo. (AVA)

Infraestructura de establecimientos en parroquias

En los centros educativos de las parroquias comenzó el año lectivo sin contratiempos, aunque la capacidad de la infraestructura queda pequeña para la demanda. En el jardín Enriqueta Cordero de la parroquia Baños, en el nivel inicial, subieron de 114 alumnos que tenían en el 2011 a 133. El comedor se adecúa para un paralelo más. La escuela Alfonso Carrión tiene 720 estudiantes, 100 más que el año pasado. La sección vespertina ayuda a paliar la falta de espacio. Necesitan dos aulas, pese a que recién se construyó 10 aulas. La directora, Aida Gomezcoello, comentó que acondicionan un espacio que servía de bodega para ubicar un paralelo de educación Inicial. En la escuela Enriqueta Cordero también subió el número de estudiantes, de 630 a 660. El director, Rodrigo Gallegos, consideró que en la parroquia es hora de crear otro plantel. El presidente de la parroquia, David Gutiérrez, corroboró la saturación de los 11 establecimientos que hay en la zona, pero también informó que no hay espacio en dónde construir un nuevo plantel. El incremento de estudiantes también provocó faltantes de textos y uniformes escolares. La Dirección de Educación del Azuay receptará hasta el 11 de este mes, el registro de los faltantes para solicitar la dotación.

DETALLES En las unidades educativas el horario de ingreso por la mañana será de 07h00 a 12h00 y por la tarde de 12h20 a 18h15. Los niños saldrán media hora antes. El área administrativa se organizó para la atención durante todo el día.

Faltan maestros en las escuelas urbanas y rurales. En los planteles se suple esta falta con docentes de otras áreas. La Coordinación Zonal 6 de Educación continúa con los distributivos de docentes y la ubicación en planteles.

En el primer día de clase, los docentes explicaron a los padres de familia los cambios que genera en el sistema educativo el Reglamento a la Ley de Educación Intercultural. Detallaron los quimestres, la forma de evaluación y otros puntos.

Las inscripciones para estudiantes sin cupo se siguen receptando en la Dirección de Educación del Azuay. Ayer se matricularon 13 estudiantes, quienes se suman a las 40 solicitudes de inscripción registradas las dos últimas semanas.

En Gualaceo se construye la Unidad Educativa del Milenio. En esta obra se invierten más de 2.000.000 de dólares. En seis meses la obra estará lista, informó María Eugenia Verdugo, titular de la Coordinación Zonal 6 de Educación.

En el Azuay empezaron ayer el período lectivo 221.419 estudiantes, quienes acuden a 1.120 establecimientos educativos. En la provincia del Cañar, en cambio, iniciaron clases 38.000 alumnos y 3.600 maestros en 294 planteles.