Loja: Preocupación por venta de comida chatarra afuera de los planteles

Publicado el 2013/03/19 por AGN



La preocupación de padres de familia, docentes y ciudadanía surge a raíz de que decenas de vendedores de comida chatarra se apostan en los exteriores de los diferentes centros educativos a expender sus productos.

“No es posible que decenas de ciudadanos que se dedican al expendio de “productos chatarra” lleguen a las principales puertas de los centros educativos, sabiendo que la Ley del Ministerio de Educación prohíbe el consumo de estos productos a los estudiantes”, dije María Robles, madres de familia.

Todos los días es común ver en las afueras de estos centros educativos, decenas de ciudadanos con canastos en mano, realizando la venta de papas fritas, cueros fritos, empanadas, canguiles, caramelos, chicles, helados y hasta gaseosas.

La pregunta de varios padres de familia es dónde quedan los bares saludables que implementó el Ministerio de Salud, con el fin de llevar una vida saludable y con comida nutritiva. A ello se suman los reclamos y sugerencias a las entidades rectoras del control, de fortalecer los operativos de vigilancia y licencia de ventas.

Al decir del director distrital 2 de Educación, Víctor Samaniego, la competencia de control y vigilancia de ventas en los exteriores de los centros educativos municipal. A la vez, la autoridad, indicó que ahí los encargados de frenar un poco ese problema son los padres de familia.

Al decir de José Riofrío, director de la Unidad Educativa Cuarto Centenario, a diario se trabaja en charlas de concienciación sobre el no uso de estas comidas que, muchas veces, son guardadas y con demasiada grasa, con lo que, al final, el único perjudicado es el estudiante que las ha consumido.

Depende de casa

La autoridad confesó que “es un problema que diariamente se vive, porque aparte de obstaculizar el ingreso, se da el expendio de frutas que se consumen con sal, que prácticamente son toxinas que destruyen al ser humano”.

De su lado, el jefe de Higiene Municipal, Marco Robles mencionó que el control en los alrededores de las instituciones educativos es permanente y a pesar de ello hay tiempos donde la venta es incontrolable.

La solución al no consumo de estos productos depende de la enseñanza del hogar, donde los padres de familia deben de enseñar a sus hijos no consumir en la calle. Otra de las posibles soluciones son las loncheras que deben de enviar los padres desde casa, con alimentos nutritivos como las frutas, el yogurt, siempre acorde a la edad del niño.(OGC)


  • http://www.elmercurio.com.ec/?comments_popup=34724 Genaro Tito

    La venta de comida chatarra en la salida de los establecimientos educativos se da también en Cuenca y el problema es porque en los bares de las escuelas y colegios se expenden los producctos a precios muy elevados , por el arriendo que tienen que pagar mensualmente. Las autoridades deben hacer un control estricto y obligar el retiro de los vendedores ambulantes , que están a la interperie , aspenso al polvo , sol , lluvia y otros factores contaminantes , jugando con la vida de los niños y jóvenes.