Producción, emisión y recepción se modifica con la televisión digital

Publicado el 2013/05/20 por AGN



Tres canales de televisión nacional iniciaron la fase de prueba para cambiar la transmisión actual, que es analógica, a la digital. Esa transición implica mejoras en el servicio abierto con la renovación de los equipos.

Para iniciar el proceso, Miguel Peñaherrera, técnico de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Supertel) del Austro, precisó que se necesitará sustituir las antenas de distribución, que en nuestra ciudad están ubicadas en Ictocruz, parroquia Turi.

Para captar esa transmisión en los hogares, los usuarios deberán renovar sus televisores antiguos o actuales por los de formato japonés (ISDB-T), que fue seleccionado de varias opciones por el Consejo Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), en marzo del 2010.

Peñaherrera recomendó a la gente que planifica adquirir un nuevo televisor se asegure que capte ese estándar, puesto que en los comercios locales se ofertan televisores de formato norteamericano (ATSC), europeo (DVB) o el chino (DMTB), que no recibirán la emisión y, al igual que en los antiguos, se necesitará un decodificador (Set Top Box).

Con ese aparato, en el caso de los televisores digitales de otros formatos la imagen será la misma que en los que receptan el japonés, pero en los anteriores no se diferenciará la alta definición.

El funcionario de la Supertel explicó que con la Televisión Digital Terrestre (TDT) se mejora la calidad del video, audio y se eliminarán las sombras, ruidos y lluvia de la transmisión: “…no será necesario mover la antena…, la señal llega o no…”, precisó.

El comparó la televisión digital con el servicio pagado de televisión satélital o por cable que cuenta con canales de alta definición, en los que también es posible interactuar.

Sobre esa opción, Rolando Campos, jefe de Operaciones de Unsión Televisión, especificó que actualmente las estaciones interactuan con los televidentes por medio del teléfono celular para que envíen sus comentarios u opiniones, pero con la TDT tan solo se usará el control remoto.

La Conatel entregó hasta abril pasado autorizaciones para que 25 estaciones inicien la prueba, que tomará un año, pero esos canales emitirán simultáneamente la señal analógica y la digital, pero en otra frecuencia. Luego se otorgará la concesión, que dura 10 años.

El Jefe de Operaciones de Unsión Televisión reveló que la estación se encuentra en el proceso de compra de los nuevos equipos, con lo que solicitarán se les otorgue el permiso.

El explicó que ahora se trabaja con la definición estándar (SD), que se acopla al tamaño de las televisiones antiguas (4/3), sin embargo con las digitales será de 19/6.

Esta alteración genera modificaciones en el proceso de producción, que según Miguel Peñaherrera ya fue asimilado en algunos medios que hacen novelas, documentales, reportajes, entre otros.

Producir en alta definición modificará los precios, Iván Rodríguez, propietario de la productora audiovisual MIRA y corresponsal de noticias de Teleamazonas, precisó que los valores se incrementarán entre el 100 y 150 %.

El sostuvo que con las cámaras de alta definición, cuyos costos fluctúan desde los 5.000 hasta más de 50.000 dólares, se captan detalles, que no son visibles con los formatos actuales.

Con lo que ciertos elementos como la iluminación, maquillaje, etc, serán mas prolijos y el trabajo de edición se vuelve mas largo: “Los equipos actuales permiten filmar en alta definición y en estándar, sin la necesidad de los casetes, con el puerto P2…”, agregó.

Apagón analógico

El Consejo Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) estableció que el 31 de diciembre del 2018 ocurrirá el apagón analógico en el país, es decir todas las estaciones de televisión serán digitales.

Miguel Peñaherrera, técnico de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Supertel) del Austro, explicó que las empresas que cubran una capital de provincia con más de 500.000 habitantes, las televisoras dejarán de emitir su antigua señal hasta el 31 de diciembre del 2016.

Para los que cubren áreas de menos de 500.000 pobladores a 200.000 será el 31 de diciembre del 2017.

Peñaherrera sostuvo que en Norteamérica el apagón ocurrió en el 2010 y en América del Sur el proceso es similar en todos los países.