Parque Nacional Yasuní: Licencia para extraer petróleo

Publicado el 2014/05/23 por AGN



Con la explotación se lanzará a la atmósfera 407 millones de toneladas de dióxido de carbono, generado por la combustión del hidrocarburo.

QUITO.- La ministra del Ambiente, Lorena Tapia, suscribió ayer la Licencia Ambiental para el desarrollo y producción de los campos Tiputini y Tambococha que se encuentra en el Parque Nacional Yasuní.

La decisión del Ministerio de Ambiente (MAE) se produce ocho meses después de la declaratoria de interés nacional para la explotación petrolera de los bloques 43 y 31 otorgada por la Asamblea Nacional.

La primera autorización es para el Estudio de Impacto Ambiental del campo Tiputini, ubicado fuera de los límites del Parque Yasuní. El segundo es el Plan de Manejo Ambiental del Proyecto de Desarrollo y Producción del campo Tambococha que se encuentra dentro de la reserva. Con respeto al campo Ishpingo, ubicado en el corazón del Yasuní, por el momento queda fuera de la extracción petrolera para evitar el ingreso a la zona intangible del Parque Nacional Yasuní, indicó la ministra en declaraciones de prensa.

Luego de firmado el documento habilitante por la autoridad ambiental, la empresa pública Petroamazonas podrá iniciar las actividades preparatorias como la instalación de campamentos y la apertura de accesos. Está previsto que hasta marzo del 2016 se obtenga el primer barril de petróleo del campo Tiputini.

Lorena Tapia justificó la decisión porque “el Ministerio del Ambiente es una secretaría sólida, con toda la preparación y potencialidad para cuidar y conservar el área protegida más importante y mejor monitoreada del país”. El MAE es la autoridad competente para la emisión de estos permisos que se otorgan luego de cumplir varios requisitos, como es la aprobación de estudios de impacto ambiental y consulta a las comunidades, indicó.

Explicó que se cumplió con lo establecido en el informe semestral presentado en la Asamblea Nacional. A partir de hoy está habilitado el portal web Yasuní Transparente. En esta plataforma se presentará la intervención sobre el Parque Nacional Yasuní, como el licenciamiento de los campos Tiputini y Tambococha. Además, los ciudadanos podrán acceder a información amplia sobre el Parque Nacional. El portal “Yasuní Transparente” contará con datos actualizados y validados sobre el trabajo que realiza el MAE en esa área protegida.

Entre el 2014 y 2015 el Estado invertirá más de 6 millones para el fortalecimiento del Parque Nacional Yasuní en aspectos tecnológicos, de infraestructura y potenciación del talento humano. (ALA).

ANTECEDENTES

- En 1979 el Yasuní fue declarado Parque Nacional, mediante Acuerdo Ministerial 322.

- En 1998 el Yasuní fue declarado como biosfera natural por la Unesco.

- En agosto del 2013 el presidente Rafael Correa anunció la decisión de iniciar la explotación de los campos ITT del Parque Nacional Yasuní, poniendo fin a la

iniciativa de dejar el petróleo bajo tierra.

- En octubre del 2013 la Asamblea Nacional aprobó la “Declaratoria de Interés Nacional de la Explotación Petrolera de los Bloques 31 y 43, ubicados en el Yasuní.

- El Parque Yasuní está ubicado entre las provincias de Pastaza y Orellana

- Tiene una extensión de 1’022.736 de hectáreas.

La explotación ya se hace: Acacho

Para el asambleísta José Acacho (PK), miembro de la Comisión de Biodiversidad de la Asamblea Nacional, no le sorprende que se haya otorgado la Licencia Ambiental, porque las actividades para la explotación petrolera en el Yasuní se realizan desde hace meses atrás.

Sostiene que desde que la Asamblea autorizó la explotación en los bloques 43 y 31 han existido una serie de irregularidades, ilegalidades y de violaciones a la Constitución.

A su juicio, es ilegal la autorización de la Asamblea Nacional para la explotación petrolera en el Yasuní, al igual que la firma de la licencia ambiental, porque, según los propios informes de los Ministerios, ya iniciaron la construcción de campamentos, de caminos ecológicos, la colocación de tubería.

Asamblea estará vigilante: Falconí

La vicepresidente de la Comisión de Biodiversidad, Pamela Falconí (AP) sostuvo que la entrega de la licencia ambiental es uno de los primeros pasos previos a los trabajos para una futura explotación petrolera.

Al momento estamos avaluando los documentos que deben ser presentados por los diferentes Ministerios cada 6 meses. Además existe el compromiso de la Asamblea Nacional de estar vigilante sobre los pasos que se den para la explotación petrolera y que se realice con altos estándares ambientales, y los recursos sirvan para el desarrollo de las comunidades cercanas y para el cambio de la matriz productiva.

En los primeros días de junio los miembros de la Comisión realizarán una vista al Yasuní, para dialogar con las comunidades sobre la consulta previa, realizada por Petroamazonas.

Yasunidos: sin consulta, sin democracia

A Esperanza Martínez, una las voceras del colectivo Yasunidos, le llama la atención que se otorgue la licencia ambiental cuando no hay garantías para llevar adelante la explotación petrolera, más aún con una empresa como Petroamazonas que tiene pésimas prácticas operativas.

Ponen en duda que se haya seguido con el debido proceso para la entrega de la licencia ambiental, luego de la consulta previa a las comunidades que debe ser hecha en forma colectiva y no sorpresivamente.

No obstante, anuncia que se mantendrán en la lucha en contra de la explotación en el Yasuní hasta lograr que no salga el primer barril de petróleo en el año 2016. El Parque Nacional Yasuní es una de las zonas con mayor biodiversidad del mundo y en uno de sus vértices se ha descubierto un gran yacimiento petrolero, conocido como Ishpingo-Tambococha-Tiputini (ITT).

Para evitar la explotación de crudo por temor a daños ambientales, el colectivo Yasunidos presentó miles de firmas al Consejo Nacional Electoral (CNE) en busca de una consulta popular.

No obstante, el Consejo no dio paso a la petición luego de que invalidara, por distintas razones, miles de firmas en medio de denuncias de fraude por parte de los ecologistas, que el CNE niega.

“Ministerio de Ambiente firma licencia para explotar Yasuní ITT. Sin consulta, sin democracia”, escribió ayer Yasunidos en su cuenta de Twitter, en la que adelantó una campaña llamada “democracia en extinción”.

APOYO

Alrededor de 200 personas se reunieron en las afuera del CNE, luego que el colectivo Amazonía por la Vida resolvió no presentar más firmas para la realización de la consulta popular a favor de la explotación del Yasuní, aunque señalaron que estarán vigilantes que se cumpla con total apego a las normas ambientales y sociales.

Además los casi un millón de firmas recogidas entregarán al presidente, Rafael Correa, como una muestra de apoyo a la explotación del Yasuní, para que los pueblos amazónicas puedan superar la pobreza. (ANL/EFE).