Sector productivo exige reactivación económica

Normativa caduca y burocratización que no da respuesta oportuna y técnica y otras quejas...son planteadas

El uso de suelo es motivo de inquietud del sector productivo del Azuay. XCA

Diversos criterios ante propuesta de Ordenanza de administración municipal


La “Ordenanza para la reactivación y fomento de los usos y actividades económicas y productivas en el cantón Cuenca” preocupa a la Asociación de Cámaras de la Producción del Azuay. Sus integrantes enviaron al alcalde Pedro Palacios su malestar.

Cabe precisar que este proyecto es recién un planteamiento de la administración municipal, todavía no está en debate, y no tiene nada que ver con la Ordenanza que, en segundo debate, fue aprobada el 20 de agosto de este año, liderado por Andrés Ugalde, concejal, referente concretamente a la construcción (reforma el tema patentes, servicios básicos y más).

Ahora, referente a la “Ordenanza para la reactivación…”, planteada por la administración, el Municipio alega que es “la respuesta al estancamiento del desarrollo de actuaciones urbanísticas propuestas por el sector productivo del cantón (industria, comercio y construcción) en la que se propone la reforma de tres artículos de la “Reforma, Actualización, Complementación y Codificación de la Ordenanza que sanciona el Plan de Ordenamiento Territorial del cantón Cuenca”.  Son Determinaciones para el uso y ocupación del suelo urbano.

La Asociación cuestiona desde el título del proyecto, ya que la propuesta “en nada apoya a la reactivación y fomento de las actividades económicas y productivas, ya que no recoge políticas de incentivos para dicha reactivación”.

Además, no reconoce la situación de emergencia, dice la Asociación, no propone un marco jurídico que renueve o revitalice los instrumentos de gestión vigentes, la reducción de la tramitología interna para atraer inversiones, tampoco “la razón de fuerza mayor” de paralización de actividades con el mantenimiento de la vigencia de autorizaciones y permisos en el orden de los proyectos inmobiliarios.

Y ponen ejemplos: el de dar una vigencia extendida o de renovación automática de los anteproyectos y proyectos aprobados, así como los permisos de construcción; incentivos de orden tributario como la reducción de la tarifa del impuesto de plusvalía o la regulación de la depuración de la base imponible en consideración de los costos reales de las inversiones del promotor inmobiliario.

Además, la regulación de la tarifa del impuesto a las patentes reducida para su aplicación en los años 2021-2022; control de la informalidad y más.

Plantean metodología para dar directrices

Resulta innecesaria la reforma propuesta por el Municipio, dice la Asociación, en cuanto no se hace más que dar directrices en el orden técnico para su aplicación, siendo suficiente el planteamiento de una “metodología” para determinar si la actividad económica o productiva es susceptible de asimilarse a uno de los grupos de usos principales.

Esto podría ser materializado a través de la formulación de un instrumento que acoja los parámetros que se sugieren y que exhortan a que se corrijan, pues insisten que no corresponden a necesidades reales de las actividades.

Esteban Coello, presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana (AMCHAM) Cuenca, señala que hay un tema de fondo concreto: el suelo de Cuenca es muy caro con relación a otros cantones.

Y si no existe una normativa clara y ciertos funcionarios municipales no proceden a la aprobación oportuna de los proyectos…nos preocupa que en un momento de extrema crisis económica, cuando todos los actores públicos y privados deberían estar alineados, no existe claridad ni apertura para dar paso a que se inicien nuevos proyectos, que podrían generar empleo y actividad económica, señala.

Patricio Miller, presidente de la Cámara de Turismo del Azuay, señala que uno de los problemas más grandes que se ha agudizado es la informalidad en el desarrollo de las actividades productivas.  Exhortan a que se ejerza un “control efectivo”.

ENTREVISTA: “La urgencia que tenemos ahora es para hoy”.  Jaime Moreno, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Cuenca (CCC)

¿Qué le preocupa a la Cámara de Comercio de Cuenca?

Nos preocupan varios puntos, principalmente la paralización de la planificación cantonal que impide solucionar por parte del Concejo diversas propuestas urbanísticas.

Sin duda el pretender que el Gad Municipal se convierta en copropietario de los particulares a través de la edificabilidad; también nos preocupa que han impulsado una fase de información y participación sin cumplir con los mandatos constitucionales, repitiendo los vicios de hace años tras un gobierno que lo que hacía es maquillajes, reuniones epidérmicas en las que se pasaba por un monólogo, se contaba cuantitativa mente y no cualitativa.

¿El problema, dicen, son normas caducas?

No pueden los servidores públicos seguirnos diciendo que hay oscuridad de la norma, que falta la norma, porque la Constitución es clara, para el ejercicio de derechos que además son progresivos no se puede alegar desconocimiento o ausencia de norma, entonces el funciona público no puede justificarse quejarse, resentirse porque esto en la Corte Interamericana constituye censura previa, ellos son servidores públicos, y tienen que dar soluciones a las necesidad de los dueños de la ciudad que son los particulares para que el sector privado cumpla el rol de generar riqueza y fuentes de empleo.

¿Es incorrecto el planteamiento?

Lo ideal es que mañana haya una producción que le permita al propio GAD tener las rentas para que cumpla con la satisfacción de las necesidades colectivas, que se cumpla con la obra pública. Eso lo podemos hacer hoy pero el Municipio está demasiado lento sin reconocer que tiene una oportunidad dentro de la tragedia de la pandemia de dar soluciones, no puede buscarse una aplicación de una norma como ellos lo están tratando, sin entender las diferencias de las realidades de cada actividad productiva. (I)


LEA TAMBIÉNhttps://www.elmercurio.com.ec/2018/12/15/733829/