Tras un mes en huelga 
de hambre, profesores mantendrán la medida

La huelga de hambre de los maestros se desarrolla en las instalaciones de la UNE Azuay. Xavier Caivinagua/El Mercurio

Treinta días de huelga de hambre cumplieron los maestros en las instalaciones de la Unidad Nacional de Educadores (UNE) de Cuenca.

A pesar de que su salud, conforme pasaron las semanas, se ha deteriorado, los docentes han tratado de resistir con el afán de que la Corte Constitucional se pronuncie ya sobre las reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI).

Sin embargo, todavía no hay una respuesta por parte de los jueces, lo que ha provocado que los docentes, poco a poco, deban desistir de su accionar por la falta de alimentación. De los 80 profesores que iniciaron la huelga en Ecuador, solo 55 se han podido mantener, mientras que nueve maestros están internados en clínicas.

En Cuenca, ayer también hubo problemas de salud en dos de los maestros que ya están un mes en la huelga. Miembros de la Cruz Roja los atendieron para conocer su estado y tomar una decisión de si deben seguir en la protesta.

No obstante, Bolívar Izquierdo, presidente de la UNE Azuay, dijo que la huelga no se va a detener hasta que haya un pronunciamiento de la Corte Constitucional.

Y para ello explicó que se sumarán nuevas personas a la protesta, entre ellos, el propio Izquierdo y un estudiante de la Universidad de Cuenca. El dirigente agregó que, además de la huelga de hambre, los maestros de la provincia del Azuay serán parte de las marchas convocadas por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) para protestar por el precio de los combustibles.

Se tiene planificado que la marcha arranque hoy, en la tarde, en el parque San Blas para dirigirse hacia las afueras de la Gobernación del Azuay. (AWM)-(I)