El expresidente Bucaram tilda de «locura» la prohibición de su ingreso a Estados Unidos

Abdalá Bucaram, expresidente de Ecuador / API

El expresidente ecuatoriano Abdalá Bucaram calificó este miércoles como una «locura» a la decisión del Gobierno de Estados Unidos de prohibirle la entrada en su territorio, por supuestos actos de corrupción cometidos durante su mandato (1996-1997).

«Luego de 26 años EE.UU. se recuerda (sic) que soy corrupto», se cuestionó el mandatario en su cuenta de Twitter al insistir en que, pese a las causas judiciales en su contra, no ha sido condenado por los tribunales ecuatorianos.

«Jamás fui sentenciado en mi país, pero ellos (EE.UU.) califican mis juicios. Esto es una locura», remarcó Bucaram tras reiterar que le parece «lamentable que traten de intervenir en asuntos judiciales» en Ecuador, «promocionando un retiro de visa» que las autoridades estadounidenses «han calificado siempre como algo reservado».

El exgobernante también adelantó su criterio sobre las personas que estarían detrás de esta acción en su contra y mencionó al exvicepresidente Otto Sonnenholzner y la exministra del Interior María Paula Romo.

Sonnenholzner y Romo fueron colaboradores del Gobierno del expresidente Lenín Moreno (2017-2021), a quien Bucaram calificó de «esbirro con su mesa chica» y quien habría iniciado «la persecución política contra Abdalá».

Incluso pidió a la fiscal general del Estado, Diana Salazar, que se pronuncie sobre las denuncias de supuesta corrupción contra Sonnenholzner «y toda esa banda criminal que saqueó una decena de hospitales y el Seguro Social».

El exmandatario también hizo una referencia sobre su afinidad al partido demócrata de EE.UU. y a críticas suyas contra la invasión estadounidense en Irak.

«En todo caso seguiré leal a mis principios, seguiré siendo leal al Partido Demócrata en EE.UU. y seguiré cuestionando la invasión criminal a Irak, similar a la rusa en Ucrania», añadió.

Asimismo, dijo que espera que se solucione el problema generado por la medida migratoria, extendida a su familia, pues comentó que tenía previsto ser sometido en septiembre próximo a una operación quirúrgica de corazón en Houston.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos anunció este miércoles la prohibición de entrada al país de Bucaram, así como a su esposa e hijos, por «múltiples» actos de corrupción durante su mandato.

En un comunicado enviado por el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, se acusa a Bucaram (agosto de 1996-febrero de 1997) de «malversación de fondos públicos, aceptar sobornos e interferir con procesos públicos».

«El expresidente Bucaram aún no ha rendido cuentas por su traición de la confianza pública», señaló el funcionario estadounidense.

«Esta designación reafirma el compromiso de EE.UU. para combatir la corrupción que socava la confianza del pueblo ecuatoriano en sus instituciones democráticos», concluyó Price.

Líder del ahora extinto Partido Roldosista Ecuatoriano, Bucaram fue derrocado en 1997 por parlamentarios por supuesta «incapacidad mental para gobernar» sin examen médico ni derecho a la defensa.

Posteriormente, estuvo dos décadas exiliado en Panamá, antes de regresar a su país en 2017. EFE