Ernesto Cañizares recibe homenaje por su marcada trayectoria deportiva

Grandes personalidades del deporte azuayo y ecuatoriano se citaron en el Complejo Bolivariano para rendir un justo homenaje a Ernesto Cañizares, uno de los dirigentes que sentó bases para que Cuenca sea en la actualidad reconocida como la “capital deportiva del Ecuador”.

El presidente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo, Manuel Bravo, destacó que el promotor de los Juegos Sudamericanos Cuenca 1998 “fue el principal impulsor de la segunda pista sintética para el país”, misma que ha permitido que en los últimos 25 años se forjen grandes campeones nacionales, sudamericanos, medallistas mundiales y olímpicos.

Acompañado por su familia y visiblemente emocionado por tan grande gesto, Cañizares compartió momentos con exglorias azuayas como Jefferson Pérez, Rolando Vera, Luisa Nivicela, Diana Santana, Betty Guamancela, Jhon Sichel, entre otros.

El evento fue organizado por el Comité Cívico Deportivo con apoyo de la Federación Deportiva del Azuay.

Trayectoria por Guifor Trujillo

Cañizares fue un brillante estudiante de la Facultad de Medicina en la Universidad de Cuenca. Recibió el Premio Benigno Malo, que se concede al mejor egresado, a más de múltiples condecoraciones.

Como médico ocupó cargos importantes como subdirector del Hospital Vicente Corral Moscoso, director del Hospital Santa Inés, director ejecutivo del Consejo de Salud de Cuenca y maestro en varias universidades de Cuenca.

En el área deportiva publicó algunos libros como: Historia de la Federación Deportiva del Azuay 1924-1945 (Desde el Chile hasta el Acción); Los Juegos y Azuay, segunda edición; Caminata a la Gloria Olímpica; Con el Deporte en las Venas; Sucesos del Siglo Pasado; Las Décadas del Boom; La otra cara de la medalla olímpica; Entretelones de una Pasión; Administración en el Deporte; Hitos en la Historia del Deporte en el Azuay; Un guayaquileño y un inglés en los inicios del fútbol en Cuenca; Centralismo en el deporte; Deporte en Cuenca durante 200 años; entre otros.

Fue editorialista deportivo en Diario El Mercurio, bajo el pseudónimo Pódium, y en Diario El Tiempo, con el pseudónimo Aristófanes. Fue columnista de El Morlaco.com y colaboró en las revistas Franela Roja y Afición. También fue director del programa “Historias del Deporte” en Radio Cuenca.

En el campo dirigencial fue presidente del Comité Técnico (luego Asociación) de Baloncesto del Azuay; presidente de la Federación Deportiva del Azuay, en dos períodos; primer vocal del COBOL; presidente de la Federación Ecuatoriana de Ciclismo; presidente del Comité Organizador de los XI Campeonatos Panamericanos de Ciclismo, Quito. 1992; presidente ocasional del Comité Organizador de la Copa América, sede Cuenca; vocal del Comité Organizador del Mundial Sub-17 de Fútbol; director general del Comité Organizador de los Juegos Sudamericanos de 1998.

Ernesto entregó muchos años de su vida para convertirse en un verdadero líder. Con un trabajo sacrificado logró grandes resultados. En su época surgieron deportistas notables como el campeón olímpico Jefferson Pérez, Rolando Vera, Miriam Ramón, Luisa Nivicela, Bertha Vera, la judoca Diana Santana, los tenistas Lolo Valverde, Paúl Calle, Marcía Ullauri, etc.