Suelo industrial se va plasmando en Cuenca

El actual suelo industrial de Cuenca cuenta con 130 hectáreas, que hoy en día no son suficientes para las empresas. XCA

En estos días se están tratando los artículos sobre el uso del suelo industrial en Cuenca, a través del Concejo Cantonal, como parte de la elaboración del Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT), y el Plan de Uso y Gestión del Suelo (PUGS).

El concejal Andrés Ugalde sostuvo que hay “buenas noticias” para Cuenca con la aprobación del artículo 88, que permite la ampliación de dicha zona estratégica, tomando en cuenta que “nuestra ciudad destaca por su gestión industrial y la gran industria; somos la ciudad con mayor densidad industrial del país con el mejor nivel de empleo adecuado que viene liderando la reactivación económica post pandemia, no solamente a nivel del país sino del pacto andino”.

El edil destacó la importancia y necesidad de esta ordenanza, pues era una “deuda histórica” y una tarea pendiente de las diferentes administraciones de turno que ahora se hace realidad. “Hace unos años atrás Cuenca carecía de suelo industrial porque desde que fueron planificadas las 190 hectáreas que conforman el Parque Industrial, allá en 1968, cuando se creaba el Centro de Reconversión Regional (CREA), no se ha vuelto a gestionar el uso del suelo industrial”.

Ugalde, quien recalcó la “visión” del alcalde Pedro Palacios que ha permitido priorizar este importante tema, detalló que mencionado artículo consta de cuatro literales.

El literal A hace referencia al suelo industrial plenamente habilitado y listo para utilizarse, que cuenta con 350 hectáreas, aproximadamente, de las cuales 190 ya están ocupadas por el Parque Industrial, y se generan 90 hectáreas adicionales, principalmente en el Ecoparque Chaullayacu, Mina Lucrecia, Guangarcucho.

En el inciso B también se habla de suelo industrial habilitado de 40 hectáreas para uso artesanal, en El Valle, y suelo industrial “previo a un plan parcial”.

Un tercer componente se encuentra en el literal C, en el cual se requieren ciertos equipamientos urbanísticos como la planificación vial. En este caso se ha considerado el corredor Nulti – Jadán, que cuenta con 120 hectáreas nuevas.

El inciso D, se refiere a suelo calificado como potencialmente industrial que demanda planes habilitantes más complejos.

“En definitiva, Cuenca ahora cuenta con cerca 650 hectáreas, de las cuales 300 están disponibles, las otras son polígonos industriales existentes que en esta oportunidad estamos reconociendo su existencia, como por ejemplo en Ricaurte donde se encuentra Plásticos Rival. Anexo en Patamarca se habilita una nueva zona industrial”.

Adicionalmente, junto al actual Parque Industrial se habilita el cuartel Calderón (Cayambe), en donde se cuenta con 40 nuevas hectáreas, y la quebrada de Milchichig, a la altura del mismo Parque Industrial, que representan como 70 hectáreas adicionales” acotó.

Ugalde reflexionó que solamente así se podrá evitar que la industria cuencana “migre” a Durán, Azogues, etc.

Socialización, mitiga- ción y compensación

Alfredo Aguilar, concejal de Cuenca, también se refirió sobre el uso del suelo industrial en el can- tón.

Compartió que el jueves se aprobaron los tipos de industrias: A, B, C y D, entendiéndose a la primera como la más pequeña, y la última la que mayor impacto puede causar.

Así mismo señaló que están determinados los polígonos industriales, cada uno con su respectiva zona de amortiguamiento.

Adicionalmente se determinó la debida socialización, mitigación y compensación con la comunidad en donde se emplazará el suelo industrial.

“Es necesariamente necesario que Cuenca cuente con un suelo industrial, no podemos permitir que las indus- trias salgan a otros canto- nes o provincias porque el sector industrial genera empleo y dinamiza la economía, pero no es menos cierto que se debe contar con todas las medidas de mitigación y compensación en su momento”.

De igual manera este jueves en el Concejo Cantonal se debatió sobre la informalidad en las industrias. “No puede ser que los sectores grandes que cumplen con todos los permisos se vean afectados por otros que no tienen absolutamente ningún tipo de control”.

El edil añadió que todavía no han aprobado todo el capítulo correspondiente a la zona industrial, que tiene alrededor de seis artículos, pero estima que concluirán este trabajo en los próximos días, razón por la cual solicitaron información adicional a la Dirección de Planificación del corredor Cumbe – Victoria del Portete, Tarqui – Cumbe.

“Estimo que estas ordenanzas se terminarán de aprobar en segundo debate hasta finales de mes. Nos hemos tomado un tiempo prudencial para la elaboración de los PDOT y PUGS porque es un instrumento que nos durará varios años y necesita estar muy bien trabajado”, concluyó.

  • En los próximos días seguirán tratando otros temas de relevancia enmarcados en los PDOT y PUGS, como es las afectaciones de terrenos y la reubicación de la zona de tolerancia.
  • 130 hectáreas se suma entre el Parque Industrial y el Polígono Industrial Chaullayacu. Con las nuevas ordenanzas, próximas a aprobarse se dispondrá de más de 600 hectáreas. (JMB) (I)