Borrón y cuenta nueva en la pista atlética Jefferson Pérez de Miraflores

Glenda Morejón y Paola Pérez frecuentan la pista de Miraflores para sus entrenamientos.

“Una lástima que todo quede en simples promesas y la pista del estadio en las mismas pésimas condiciones”, lamentaba Paola Bonilla el pasado primero de agosto.

Aquel día la maratonista olímpica se solidarizaba con la exseleccionada provincial María Verónica Orellana.

Ella acusó una lesión después de entrenar en la pista asfaltada y sinuosa de Miraflores. El estado del anillo no es el mejor, “pues me ocasionó un desgarre muscular”, dijo la excampeona sudamericana, próxima a competir en el Maratón de Guayaquil.

Pese a las condiciones deplorables, atletas de alto nivel no dejan de ir al lugar como Andrés Chocho, Daniel Pintado, Glenda Morejón que irán a los Juegos Sudamericanos de Asunción, a inicios de octubre. Tampoco tienen opciones para elegir.

Inspección

Edwin Loyola, presidente de la Federación Deportiva del Azuay (FDA), señala a El Mercurio que este martes, 13 de septiembre, a las 09:00 harán una inspección con representantes del Grupo Ortiz, del Ministerio del Deporte y de la empresa italiana MONDO. El objetivo: definir los trabajos a realizar y los tiempos de intervención.

El proyecto contempla una intervención integral de la pista (anillo atlético, zonas de saltos y lanzamientos), es decir, empezar de nuevo desde la obra civil.

El Ministerio del Deporte aprobó el patrocinio del Grupo Ortiz con una inversión de 442.961,70 dólares. A cambio se beneficiará de la deducción del 150 % adicional en el cálculo del Impuesto a la Renta.

Para Loyola será fundamental garantizar la obra con un especialista en infraestructura deportiva y con la supervisión presencial del representante de Mondo.

Anticipa que habrá un trabajo sincronizado entre las partes involucradas a fin de evitar cualquier contratiempo que ponga en riesgo la homologación internacional.

Justiniano Romero, administrador de la FDA, indica que la entidad a la cual representa “pondrá un fiscalizador para garantizar que esos trabajos se cumplan en forma efectiva y eficiente. Además, el jefe de infraestructura, Esteban Loja, hará un seguimiento permanente a los trabajos que se vayan realizando”.

Informe favorable

La obra civil ejecutada por el contratista Hernán Ordóñez y fiscalizada por Martha Loja, con recursos del Estado, presenta algunas fallas que impide la colocación del material sintético.

La altura de la capa asfáltica, las ondulaciones en el anillo atlético y la falta de material para completar los ocho carriles reglamentarios son algunos de los errores constructivos.

Según el informe del perito Carlos Zea Zamora, contratado por la FDA, “el contratista cumplió los términos que estuvieron en el contrato”.

Romero afirma que una vez que el Directorio analizó en forma detenida el informe pericial, dispuso que administración proceda a liquidar el contrato con Ordóñez.

Romero tiene una hipótesis sobre el origen del problema. “A lo mejor estoy equivocado, dejo claramente constancia, presuntamente los TDRs (términos de referencia) estuvieron mal formulados”.

Para profundizar la investigación, Romero solicitó la intervención de la Contraloría General del Estado (CGE).

“Lamentablemente me contestaron que no disponían del personal en estos momentos, pero entiendo a futuro la CGE realizará el examen correspondiente y en caso de existir irregularidades ellos sabrán formular”.

¿Qué pasó con la pista del estadio ASA?

La semana anterior la FDA firmó un contrato con un ingeniero especialista en geotécnica para que, a través de las muestras correspondientes que se haga en laboratorio, indique la cantidad y calidad del material que debe ser colocado en la pista del estadio Alejandro Serrano Aguilar.

La maratonista Paola Bonilla entrena en la pista del estadio Alejandro Serrano Aguilar

Romero espera tener el informe la próxima semana para empezar los trabajos. “La Universidad de Cuenca a través de Richard Boroto y Fabián Serrano nos van a ayudar con la dirección técnica y las máquinas que se necesitan para levantar el material que está puesto al momento”.

La idea, según Loyola, es que la pista del estadio municipal esté en condiciones para recibir a los atletas mientras duren los trabajos en Miraflores. Mientras tanto, la Universidad Estatal puso a disposición sus instalaciones mientras las dos pistas estén habilitadas.