Agente de la CTE va a juicio por presunto acto de concusión cometido en Gualaceo

El hecho se registró en Gualaceo en enero de 2024.

Los agentes de la CTE tienen a su cargo las vías estatales de Azuay.
Los agentes de la CTE tienen a su cargo las vías estatales de Azuay.

A juicio fue llamado el agente de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), George de Jesús Z., por su presunta autoría en el delito de concusión.

El hecho habría ocurrido es una de las vías del cantón Gualaceo.

Entre los elementos de convicción presentados por al Fiscalía para llamar al agente a juicio por concusión, constan:

  • Las versiones del conductor
  • Versión de la madre
  • La versión de los agentes que tomaron procedimiento y practicaron el reconocimiento del lugar de los hechos y evidencias
  • Pericias de audio y video

Además, se presentó la documentación remitida por la CTE que certifica que el acusado es funcionario de la Institución y que el día de los hechos fue designado para conducir la patrulla.

Luego de escuchar los argumentos expuestos por Fiscalía, el Juez de la causa dictó auto de llamamiento a juicio.

además, ratificó la orden de prisión preventiva contra el agente imputado y las medidas de protección a favor de la víctima.

Hechos que terminaron con el juicio del agente

Según lo expuesto por la Fiscalía de Gualaceo, al mediodía del 21 de enero de 2024 se produjo un choque entre una camioneta y un auto en el sector El Carmen de Bullcay.

Ambos conductores se bajaron y verificaron que no se trataba de daños graves, por lo que decidieron retirarse del lugar.

En ese instante llegó un patrullero de la CTE, en el que se encontraban George de Jesús Z. y otros dos agentes.

Al conductor del auto le solicitaron los documentos correspondientes; sin embargo, no entregó la licencia de conducir.

Por esta razón fue detenido e ingresado al patrullero, en compañía de su mamá.

El imputado condujo el vehículo del detenido y todos se dirigieron hasta el canchón de la CTE, situado en Gualaceo.

Allí, el procesado le mencionó a la madre del detenido que le iban a practicar una prueba de alcoholemia.

Luego, supuestamente, lo llevarían a un centro de privación de libertad, donde podría estar preso entre cinco y siete años.

También, que para todos los trámites relacionados a la defensa de su hijo iba a necesitar al menos 4.000 dólares.

La señora le contestó que no tenían esa cantidad de dinero. Entonces, George de Jesús Z. le habría solicitado la entrega de 1.000 dólares para dejar en libertad a su hijo en ese momento.

Finalmente le dijo que podía recibir 500 dólares y que le daba media hora para que consiga esta cantidad.

La madre regresó con los 500 dólares, mismos que habría entregado al investigado. En ese momento, él habría dado la orden de liberar al conductor.

El hecho fue denunciado con agentes de la Policía Nacional, a quienes la mamá les entregó el teléfono de su hijo, el cual fue utilizado para grabar la conversación que mantuvo ella con George de Jesús Z., durante la entrega del dinero.

Minutos después, los agentes aprehendieron a George de Jesús Z. (I)

Más noticias: