Cuenca está golpeada por el desempleo

Personas esperan una oportunidad laboral en la plaza de San Francisco. Xavier Caivinagua/El Mercurio

En el primer trimestre de 2021 la tasa de desempleo en Cuenca llegó al 8,2 %. Antes, entre los años 2014 y 2019, estuvo en los 5,4 %. No hay cifras oficiales sobre este rubro en 2020, debido a la pandemia del COVID-19.

Asimismo, en esta ciudad en los tres primeros meses de este año el índice de subempleo (empleo que no aprovecha por completo la capacidad del trabajador) fue de 17,8 %. En 2019 alcanzó los 7,9 %.

Entre enero y marzo de 2021 en esta urbe el nivel de empleo adecuado (quienes reciben ingresos iguales o superiores al Salario Básico Unificado) se ubicó en el 51,9 %. En marzo de 2019 estuvo en 64 %.

Los datos actualizados sobre estas variables fueron publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), que los obtuvo con la Encuesta Nacional de Empleo, Desarrollo y Subempleo (ENEMDU).

Este estudio igualmente reveló que en el primer trimestre de 2021 la tasa de empleo adecuado en Quito fue del 48,9% (en 2019 fue de 59,7 %), y en Guayaquil llegó a 44,6 % (en 2019 fue de 49 %).

De igual forma, muestra que entre enero y marzo de 2021 la tasa de subempleo en Quito llegó al 17,5 % (en 2019 fue de 9 %); y en Guayaquil alcanzó el 24,5 % (en 2019 fue de 21,8 %).

Testimonios

Aunque estas estadísticas sobre desempleo, subempleo y empleo adecuado son extrañas para Carlos Bueno, de 41 años, él ha sentido de cerca la reducción de la calidad de empleo en Cuenca y en el país.

Fue uno de los aproximadamente 630 trabajadores que en mayo de 2020 salieron desvinculados de la empresa Indurama, de Cuenca, que se dedica a la fabricación de productos de línea blanca.

Debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus esta compañía, que tiene 48 años en el mercado, tuvo que parar sus operaciones por 60 días, lo que impactó de forma negativa a su situación económica y productiva.

Bueno, quien tiene dos hijos que estudian en el colegio, consiguió otro trabajo en enero de este año como conductor de un camión, de transporte de productos de primera necesidad.

La historia de Bueno es similar a la Carlos Asmal, de 33 años, quien hasta junio de 2020 trabajó para una empresa de entrega de encomiendas. Estuvo en ese empleo ocho años.

“Nos dijeron que los ingresos bajaron por la emergencia de salud y que lamentablemente ya no podíamos continuar yo y otros cuatro compañeros que trabajamos para la zona del sur…”, contó.

Hasta ahora no ha obtenido un nuevo empleo y la única salida que dice tener es migrar a los Estados Unidos (EE.UU.) donde viven dos de sus tres hermanos…”, indicó.

Criterio

Mario Cordero, economista y consultor en políticas económicas, considera que este año habrá una recuperación leve en la economía de Cuenca y de la provincia de Azuay con respecto a 2020.

“Es difícil hablar de cifras o incluso aproximaciones, pero se puede decir que la pandemia en 2020 golpeó más duro, ahora ya estamos preparados, ya hay vacunas, ya se conoce más de la enfermedad…”, dijo.

Cordero señaló que según la Cámara de Industrias, Producción y Empleo (CIPEM), en Azuay se perdieron entre 130 y 150 empleos cada día en 2020 durante la cuarentena.

A decir de este analista asimismo la CIPEM reportó que desde mediados de abril hasta los primeros 15 días de junio de 2020 en Cuenca unas 11.000 personas perdieron su empleo. (I)