Entrenadores hacen reajustes tras postergarse los Juegos Nacionales Prejuveniles

La heptatlonista Briana Morocho realiza ejercicios de calentamiento previo a una sesión de salto alto en la pista Jefferson Pérez, en Miraflores. Foto Bolívar Sinchi/El Mercurio

Briana Morocho cumple doble jornada de entrenamiento en Miraflores luego de terminar con éxito el año lectivo en la Unidad Educativa Buena Esperanza, en Ricaurte. Para ella es positivo la postergación de los Juegos Nacionales Prejuveniles, que congregarán a deportistas entre los 12 y 17 años.

Por el Paro Nacional -que duró 18 días- el Ministerio del Deporte trasladó su inicio para el cinco de agosto. En principio estaba para el 27 de julio. “Lo veo de manera positiva porque nos da casi dos semanas más de entrenamiento y eso nos va a ayudar bastante”.

En la parte menos lodosa y menos agrietada de la medialuna de saltos verticales intenta perfeccionar la técnica en salto alto con la guía de Rolando Figueroa. “La preparación estaba muy buena, pero siento que necesito entrenar más”, dice la heptatlonista que en marzo pasado con solo 15 años alcanzó el primer lugar en el Selectivo Nacional U18, en Ambato.

Su familia quiere que regrese con una nueva medalla de oro. Brianna confiesa sentir un poquito de presión, pero “lo intento sobrellevar con los entrenamientos, demostrando que tengo el rendimiento para cumplir de nuevo las expectativas”.

Con apoyo del área de psicología trabaja para que cualquier presión externa no interfiera en su desenvolvimiento deportivo. Su objetivo es cumplir procesos que le permitan a mediano plazo formar parte de la Selección Nacional.

Los Juegos Nacionales Prejuveniles se desarrollarán en un 82 % en diversas ciudades de Manabí: Portoviejo, Manta, Chone, Calceta y Bahía de Caráquez. El atletismo tendrá lugar en el estadio Alberto Spencer Herrera, en Guayaquil, del 12 al 14 de agosto.

Figueroa señala que toda la planificación estaba dirigida para llegar en óptimas condiciones a las fechas programadas inicialmente por los organizadores, sin embargo, entiende las razones de la postergación y advierte que todos los entrenadores harán reajustes bastante técnicos para evitar lesiones por alguna sobrecarga.

Briana Morocho perfecciona su técnica en salto alto bajo la supervisión del profesor Rolando Figueroa. Foto Bolívar Sinchi/El Mercurio

Azuay seleccionó a 24 deportistas: 11 mujeres y 13 varones. En la nómina no está Karen Litardo, subcampeona sudamericana U18 de marcha atlética; y Juan Domínguez, subcampeón de duatlón en los Juegos Sudamericanos de la Juventud. La primera aquejó un malestar que le impidió terminar con éxito el selectivo provincial; el segundo, no pudo asistir al clasificatorio por lesión.

Pese a las dos bajas, Figueroa subraya que llevan un equipo para estar entre las tres potencias del Ecuador. “Estamos en la mayoría de pruebas de pista. En pruebas de campo tenemos un poquito de falencia tanto en damas como en varones, pero también tenemos representantes”.

Selección del Azuay

Deportistas: Valentina Barzallo, Tania Hugo, Amy González, Pamela Barreto, Tania Once, Diana Aucay, María Portilla, Dayana Barreto, Briana Morocho, Belén Abril, Lizbeth Arias, David Crespo, Santiago Togra, Juan Valdiviezo, Luis Quito, Danny Vásquez, Marcos Jiménez, Eduardo Peñafiel, Xavier Guillermo, Danny Muñoz, Matías Vásquez, Matías Mora, Gabriel Bravo y Juan Pintado.

Entrenadores: Diana Ramón, Rolando Figueroa, Byron Saquipay y Juan Molina

Basquetbolistas recuperan tiempo perdido

Las selecciones de baloncesto buscan recuperar los días que no pudieron entrenar por el Paro Nacional. La coach Marcia Espinoza indica que el grupo no pudo reunirse con normalidad por el cierre de vías. Los más afectados fueron los cuatro jugadores (dos damas y dos varones) que viven en el cantón Sígsig.

“Esta semana trabajamos dos horas en la tarde…, la próxima semana aumentaremos el trabajo”, indica Espinoza. El equipo femenino afrontará este fin de semana la segunda fase de la Liga Nacional Femenina U17 como preparación para los Juegos Nacionales Prejuveniles que, en la rama del baloncesto, empezarán el 26 de agosto.

El primer objetivo del Azuay es pasar la fase de grupos y después llegar entre los cuatro mejores que disputarán las medallas. Espinoza asumió de forma temporal la dirección técnica del equipo femenino hasta que su titular Patricio Ávila supere un problema de salud.

Cuenta regresiva para las Eliminatorias  

La selección femenina durante un amistoso con Ñusta FC en el estadio Alejandro Serrano Aguilar. Foto Federación Deportiva del Azuay

En un mes, Azuay empezará a disputar las Eliminatorias de Fútbol. La CONFA informó la conformación de cuatro series en la rama masculina. Azuay jugará en Calceta dentro del Grupo D junto con Esmeraldas, Santa Elena, Guayas y Orellana.

En la rama femenil sólo hay dos series. Azuay jugará en Portoviejo dentro del Grupo A junto con Los Ríos, El Oro, Napo y el anfitrión Manabí. Los partidos en ambas ramas se llevarán a cabo del cinco al nueve de agosto.